miércoles, 28 de mayo de 2014

¡ÚNANSE AL ESPECTÁCULO!

Algunos grandes acontecimientos deportivos guardados en los baúles de la historia, forman parte apenas del imaginario popular, o de imágenes sin movimiento, pero, así mismo, son capaces de despertar emociones contenidas. Por ello, millones de personas permanecen pendientes de la mayor fiesta del futbol mundial, que acontece de cuatro en cuatro años. Gentes que sufren, lloran, ríen, festejan, se abrazan, se inquietan, se excitan. Es siempre así, cuando los telones se bajan y cierran los gramados, es el momento preciso para comenzar a prepararse porque, en 48 meses, todo deberá comenzar nuevamente. La inquietud y el amor por el acontecimiento parece ser hereditaria, porque, generación tras generación, personas visten sus atuendos preferidos para traspasar cariño, amor y apoyo a sus divisas. Son treinta días de planes, de unión, de festejo, en las calles, los bares y los teatros de la vida, soñando para que cuando el camino termine, el final sea feliz. Ni la distancia impide el derroche emotivo; desde lejos, el deseo de victoria es unánime. De cerca, los que tienen la felicidad de participar como actores directos de la celebración, dentro de los propios campos de juego o al dirigirse a ellos, parece que asumen el compromiso de llevar sus emociones en imágenes, para compartir con amigos, con familiares, con todos. Una experiencia fantástica capaz de permanecer guardada para volverla a disfrutar muchos años después con los hijos y con los nietos que vendrán. Para documentar el espectáculo, ciertamente, los instrumentos más modernos están ahí, al alcance de la mano y de la imaginación. ¡Únete a la fiesta!