domingo, 11 de mayo de 2014

NO ME SORPRENDE EL LIDERAZGO DE THE STRONGEST

Se completó la fecha 19º de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano y todos jugaron para The Strongest, líder solitario, con 36 puntos.

No sorprende porque es el equipo más estable en medio a la enorme inestabilidad del fútbol boliviano.

Para comenzar, la inestabilidad alarmante del San José de Oruro (2º - 35), que volvió a perder en casa contra el Wilstermann, 0 x 1, inestabilidad que se la debe debitar  al desequilibrio emocional de su entrenador Julio César Baldivieso, lo que demuestra otra falencia, la institucional,  en el fútbol nacional porque,  así que el entrenador declaró que se iba al final del campeonato “pase lo que pase”, los dirigentes debían haberlo dimitido “por justa causa”.

Ya el otro candidato al título, Universitario de Sucre (3º - 35), que obtuvo un importante empate cuando visitó al Tigre en La Paz, 2 x 2, y jugando bien, demostró que es un equipo lleno de altibajos y sufrió una humillante goleada, 5 x 0, jugando pésimamente, frente al Blooming, penúltimo colocado en el torneo.

Quien se superó en los últimos encuentros, fue el Real Potosí (4º - 33), que en silencio vino escalando posiciones, gracias a sus seis empates, a su victoria de hoy frente al Nacional Potosí, 2 x 0, y al hecho de tener la valla menos vencida con 20 goles. Pero, así mismo, es el que más disparidades futbolísticas ha presentado.

Otro equipo que ha venido subiendo de producción después de un lamentable inicio de torneo, es el Aurora de Cochabamba (5º - 28); su escalada se debe, en parte, a la relativa estabilidad que le dio la nueva dirigencia, que redundó en las excelentes victoria lograda frente a su habitual rival, 2 x 1, Wilstermann; el empate, 1 x 1, frente  al Sport Boys; y su triunfo ante Bolívar, 3 x 1, hoy, en Cochabamba.

Oriente Petrolero (6º - 28) es otro equipo que encontró el rumbo tardíamente, sobre todo gracias a su triunfo contra su rival clásico, Blooming, 4 x 3, y a la victoria conquistada hoy, en su visita al Sport Boys, 3 x 1.

En el caso de Bolívar (7º - 27),  el hecho de estar abocado en la Libertadores, no justifica las consecutivas derrotas, y peor, jugando mal; ojo, que puede quedarse sin ganar nada este semestre, a no ser los casi dos millones de dólares de la Conmebol debido a la Libertadores. Con el elenco que tiene, la Academia no debiera bajar de calidad técnica partido a partido; por lo tanto, algo anda mal.

A propósito, insólitos son los desencuentros futbolísticos de Wilstermann (8º - 23) que visitó y venció hoy al San José, 0 x 1. Lo mismo el Sport Boys (9º - 23), que estaba causando sensación y se desinfló en la recta final, siendo derrotado en casa hoy por el Oriente.

Ya el fútbol de Guabirá (10º - 18) y Blooming (11º - 18), los otros dos representantes de Santa Cruz de la Sierra, es consecuencia de sus problemas institucionales y económicos. Pero en el caso de Blooming, el problema es peor porque se trata de indisciplina dentro de sus cuadros, a quienes no les gusta el método de trabajo de su entrenador, lo que es inconcebible.

Finalmente, Nacional Potosí (12º - 17) está siendo víctima de su falta de planificación, problema que quiso ser solucionado empleando la fórmula más simple: el cambio de entrenador, y está pagando por ello.