martes, 20 de mayo de 2014

LA SELECCIÓN BOLIVIANA PUEDE, NUEVAMENTE, PERJUDICAR A MARCELO MARTINS MORENO


El último paso por la selección de Azkargorta, no fue positiva para MMM (foto: El Deber).
Marcelo Moreno pasó un inicio de año luchando, en silencio, para conseguir un lugar en el primer equipo del Cruzeiro. Y no fue fácil, porque amargó el banco del equipo reserva, después de volver, lesionado, de la selección boliviana, cuando ésta ya nada tenía que disputar en las eliminatorias al Mundial de Brasil, que comenzará el próximo 12 de junio.

Después de varios meses de relegación, MMM tuvo su oportunidad, debido a la contusión de Borges, entonces centro delantero titular del equipo mineiro; supo aprovecharla bien, marcando tres goles en los cuatro últimos partidos, lo que le valió para comenzar como titular frente a San Lorenzo de Almagro, por la Copa Libertadores de América.

Los próximos cuatro juegos del Cruzeiro son importantísimos, contra el Coritiba (21,05) e Internacional (25.05), primero, y frente al Corinthians (28.05) y el Flamengo (01.06), después, pero MMM no podrá participar de estos dos últimos encuentros si atiende el llamado de Azkargorta, para defender a la selección boliviana contra España (30.05), en Sevilla, España, y contra Grecia (06.06) en Nueva York.

Estos dos amistosos no tienen la mínima importancia para el fútbol boliviano, a no ser para la Federación Boliviana de Fútbol que recibirá un interesante pago en dólares, y para el ego del entrenador español, hoy dirigiendo a Bolívar.

Si Marcelo Martins Moreno atiende esta convocación, a su vuelta al Cruzeiro deberá sufrir nuevamente el ostracismo y esperar una nueva oportunidad en el equipo titular.

Solo para recordar, Cruzeiro tiene cuatro futbolistas de renombre, entre ellos Borges y Julio Baptista, disputando la misma posición con el boliviano.

Al final, ¿quién está errado, el que convoca o el que acepta la convocación?

 Creo que llegó la hora de actuar con buen criterio, en ese caso.