jueves, 15 de mayo de 2014

BOLÍVAR JUEGA MUCHO MÁS QUE UNA SIMPLE CLASIFICACIÓN


A 28 días del inicio de la Copa Mundial de Fútbol en Brasil, y lejos de la fiesta mayor, el aficionado boliviano tiene solo una posibilidad de asistirla por TV, con el sentimiento de que, luego después, podrá aspirar también a realizar su fiesta en la actividad social de mayor repercusión en el mundo.

Y esa posibilidad puede darla el equipo de Bolívar, que enfrenta al Lanús de Buenos Aires, esta tarde, a partir de las 18h45, en el estadio Hernando Siles, en La Paz, por los cuartos de final de la Copa Libertadores de América.

Dependiendo del resultado, un empate  0 x 0, o una victoria simple, los bolivaristas en particular, una buena parcela de la población boliviana y los medios de comunicación e información ligados a la industria del entretenimiento, podrán diseñar planes para continuar con la celebración futbolera después del Mundial.

Por ironía, ante el fracaso de la selección nacional, Xavier Azkargorta se juega más que una simple clasificación a la semifinal de la Libertadores; al entrar a la cancha esta tarde, él y sus dirigidos, de cierta forma, tendrán la gran oportunidad  de mitigar la tristeza nacional por estar lejos del Mundial.

Y, además, Bolívar tiene que aferrarse a esa conquista, pues, una eventual desclasificación, tendría un efecto catastrófico en el resto del año.