viernes, 30 de mayo de 2014

A LA SELECCIÓN BOLIVIANA LE FALTÓ PEDIR AUTOGRAFOS EN ESPAÑA

El sueño se cumplió: tomar un gol del ídolo, Iniesta. (Foto: El País).
"Una emoción que no se puede expresar, jugar contra estas figuras del fútbol fue un sueño, España no necesita de penales regalados para ganar pero bueno así pasó lamentablemente." (Alejandro Chumacero).

Así escribió (la puntuación es de ellos) la página web de Futbolmania, el programa radial deportivo, que estuvo en Sevilla, pegando un aventón con TV Boliviana.

Ironía, una de las frases características de Futbolmania es:


"SI LO PUEDES SOÑAR, LO PUEDES HACER".

Pues bien, lamentables son las palabras de Alejandro Chumacero, que, ingenuidad de por medio, demuestran bien la verdadera cara del fútbol boliviano: con el rabo entre las piernas.

De nada sirvieron las palabras de Azkargorta antes del partido intentando animar a sus jugadores: “Selección nacional, contra selección nacional; once contra once”.

En vez de jugar al fútbol, que para eso fueron, los futbolistas de la selección boliviana, a lo que todo indica, fueron a deslumbrarse y cumplir un sueño, como todos los de la delegación, además.

Les faltó pedir autógrafos, porque camisetas, los españoles no quisieron cambiar.