martes, 27 de mayo de 2014

EL SIGNIFICANTE DE DEPORTE



Hay actos que de tan emotivos, nos pueden llevar a la
risa o al llanto.

El tenista serbio, Novak Djokovic, actual nº 2 del
Mundo, tuvo un comportamiento deportivamente ejemplar durante el partido contra
el portugués João Sousa (44º) por el Roland Garros, de Francia, cuando el juego fue
paralizado por la lluvia.

Confieso, cayeron lágrimas.