jueves, 22 de mayo de 2014

CRUZEIRO PEDIRÁ DISPENSA DE MARCELO MARTINS MORENO A LA SELECCIÓN BOLIVIANA

Mercelo Martins Moreno ya lloró por la selección boliviana, es hora de que ésta piense en él.
Puede ser que en el transcurso del día de hoy, la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) reciba correspondencia del Cruzeiro de Belo Horizonte, solicitando que Marcelo Moreno sea dispensado de la convocación por parte de la selección boliviana para los amistosos frente a España y a Grecia.

Pedido justo, porque es el club quien paga los salarios del jugador (200 mil dólares mensuales) y porque la selección boliviana será apenas sparring de dos selecciones clasificadas a la Copa Mundial de Fútbol que comenzará en Brasil el próximo día 12 de junio.

Convengamos, para Cruzeiro, tener a uno de sus jugadores como sparring de selecciones que estarán en el evento mayor del fútbol mundial, no es ventajoso, porque simplemente significa devaluarlo.

El propio jugador deberá solicitar la liberación, porque los amistosos programados para los días 30 de mayo y 6 de junio, en Sevilla y Nueva York, contra españoles y griegos, respectivamente, no son fechas FIFA.

Si por una única vez la Federación Boliviana de Fútbol y su entrenador, Xavier Azcargorta, pensasen más en el ser humano y futbolista, que en sus propios intereses, atenderían el pedido del Cruzeiro, porque, anteriormente, ya lo perjudicaron.

La única posibilidad de que el atacante boliviano atienda el llamado de la selección boliviana sería que el Tribunal Superior de Justicia Deportiva (TSJD) brasileño, suspenda al jugador por cuenta de una expulsión durante el último clásico mineiro frente al Atlético Mineiro.