domingo, 1 de junio de 2014

QATAR SOBORNÓ PARA SER SEDE DE LA COPA DEL MUNDO 2022


Hasta hace poco, los dirigentes, encabezados por Blatter, se negaban siquiera a responder respecto de irregularidades en la indicación del país asiático.

Pero, sospechosamente, la FIFA había lanzado un torpedo público, la semana pasada, viendo la posibilidad de dejar sin efecto la indicación de Qatar, como sede de la Copa Mundial de Fútbol de 2022.

Sabían, claro, que saldría para conocimiento público lo que ellos ya conocían y escondían.

Pues salió nomás.

En su edición de hoy, domingo, The Sunday Times, hartamente documentado, publicó reportaje en el que muestra que Qatar, a través de su ciudadano, Mohamed Bin Hammam, entonces miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA,  sobornó a dirigentes de la entidad con US$ cinco millones (Cinco millones de dólares) para conseguir su indicación.

Las pruebas son tan claras y contundentes que, de cierto, una de las primeras medidas del Comité Ejecutivo de la FIFA, que se reunirá durante la Copa Brasil-2014, será la de anular la referida indicación.

Recordemos que una de las pautas de esa reunión, es la reelección de Joseph Blatter.