jueves, 26 de junio de 2014

HASTA AHORA, BRASIL-2014 ES UN ÉXITO




Terminó la primera parte de la Copa Mundial de fútbol Brasil-2014.

Para quien esperaba un evento lleno de problemas sociales y estructurales, la sorpresa: La Copa es todo un éxito. Dentro y fuera de las canchas.

Invasión extranjera




Miles y miles de personas llegaron a Brasil desde el exterior y la entrada de dólares al país extrapoló todas las expectativas, porque no solo entraron en territorio brasileño personas que tenían sus ingresos a los partidos asegurados, arribaron también gentes que solo fueron a pasear, aún sin asistir a los campos de juego.

Parques, plazas, playas, restaurantes, bares y otros espacios públicos, todos llenos de turistas.

El fútbol

Al contrario de las expectativas, la Copa Brasil-2014, se está jugando más al ritmo latino que europeo y asiático, o sea, la cadencia y el toque de balón están más valorados que la velocidad y el choque.

Lo colectivo es prioritario a lo individual.

Las estadísticas

Goles


En 48 partidos, fueron marcados 134 goles, lo que da un promedio de por partido de 2.8 goles (2.3 en Sudáfrica 2010).

Tarjetas

Con relación a Sudáfrica-2010, cuando el promedio de tarjetas por partido fue de 0.3 (rojas) y 3.8 (amarillas), en la Copa 2014, ese índice cayó para 0.2 y 2.7, respectivamente.

Índice Técnico

Hasta ahora, cada equipo dio un promedio de 384 pases por partido, índice mejor que en 2010, cuando solo fueron 353 pases de balón.

El único indicativo menor a 2010, se refiere al promedio de tiempo de juego por partido, porque este año hubo un tiempo real de juego de 55.5 minutos por partido, contra 69.8 de la Copa de Sudáfrica.

La sorpresa positiva



La clasificación de Costa Rica en primer lugar  del Grupo D, eliminando a Inglaterra e Italia.

La sorpresa negativa

La eliminación de España, Inglaterra e Italia, ex campeones mundiales.

El acto positivo


Los entrenadores de EEUU, Jurge Klinsmann, y de Alemanía, Joachim Loew, que, pese a ser amigos (fueron entrenador y asistente técnico, de Alemania, respectivamente, en la Copa de Alemania-2006), mandaron a sus equipos a jugar para vencer, cuando el empate les clasificaba a los dos países.

El acto negativo


El mordisco del jugador Luis Suárez de Uruguay, a su colega italiano Chiellini.