jueves, 12 de junio de 2014

LLEGÓ EL DÍA DEL SOBERANO

 
Se inicia la fiesta del fútbol mundial.

En Brasil, el país del fútbol, comienza una nueva etapa de la historia que se la escribe a cada cuatro años.

Es como si Bethoven recibiese en su casa a todos los músicos del planeta. 

Técnica y habilidades se confundirán durante un mes, para despertar emociones escondidas.

Doce grandes escenarios brasileños serán una especie de bastidores donde tendremos la oportunidad de ver, sentir y sorprendernos con las nuevas propuestas plásticas de los maestros y estrategas conocidos como entrenadores.

Los atletas serán una especie de instrumentos coloridos que, al final, servirán para pintar la obra final.

Después de Brasil-2014, las copas mundiales de fútbol no serán más las mismas.

Por eso, dichosos somos los que, día a día, acompañamos el fútbol desde que se fundó hace poco menos de siglo y medio, a través de los instrumentos de comunicación.

Terminaremos exhaustos, pero nuestros conocimientos saldrán fortalecidos.

A partir de hoy, durante 32 días, desde los más entendidos, hasta las gentes que solamente saben que hay unas personas corriendo atrás de una pelota, todos, hablarán y oirán fútbol.

Es la oportunidad a la que practicantes, analistas y críticos asisten a una especie de convención mundial del fútbol, inclusive por medio de los satélites, para un reencuentro que acontece a cada cuatro décadas.

A partir de hoy, señoras y señores, el soberano es el Fútbol.