domingo, 15 de junio de 2014

ARGENTINA TOMÓ MATE, PERO SIN FATURAS


GRUPO F

Argentina se halló un gol en su primer ataque (gol contra de Bosnia, Kolasinac  a los 3´pt) y después cedió espacios y dividió el campo de juego.
Ni la tranquilidad del gol hizo con que los argentinos mostrasen contundencia.

Su gran estrella, Leonel Messi, parecía perdida en la grandeza del Maracaná. No hizo nada a no ser algunos pases.

Y los bosnios no contribuían mucho para da alegría al espectáculo.

A propósito, la fiesta se realizaba fuera de la cancha, porque, si encima del gramado la pelea futbolística era entre argentinos y bosnios, en las graderías el embate musical era entre argentinos y brasileños, éstos apoyando con cánticos a los bosnios.

En ese panorama, fue Bosnia quien tuvo más oportunidades de marcar el gol del empate, haciendo con que Romero, el guardameta de Argentina, comenzara a destacarse.

Sabella, el DT argentino parecía esperar ansiosamente el final del primer tiempo, para arreglar su equipo que de ofensivo no tenía nada, a no ser algunas escapadas de Di María por la izquierda.

La entrada de Higuain en el segundo tiempo, en lugar de Maxi Rodriguez, demostraba con qué estaba preocupado Sabella. Con dos delanteros fijos deseaba solucionar el problema.

Y más, para alimentarlos mejor, colocó al volante Gago en lugar del zaguero Campagnaro.

Cambios interesantes, porque dejó en el vestuario el 3 -5-2 y volvió con un 4-4-2.

Interesantes, pero Bosnia continuaba más peligrosa y atacaba con insistencia.

Hasta que a los 15 minutos, el astro dio luces; hizo fila por el medio y, al mejor estilo del Barcelona, limpió la jugada y marcó segundo tanto para Argentina.

Pero, (hay el fútbol sudamericano) Argentina relajó. No le dio la importancia que el adversario y encuentro requería.

Y sufrió el castigo, a los 40´st, Bosnia marcó el descuento a través de Ibicevic, colocando más emoción al encuentro.

Restaron 8 minutos de ataque de Bosnia y de contra ataque de Argentina.

Al final, los sudamericanos se quedaron con los tres puntos, pero dejaron un sabor a mate sin “faturas”.

Sabor que podrán mejorar cuando enfrenten a Irán, el 21.06., cuando, en la misma fecha, Bosnia intentará su clasificación frente a Nigéria.