sábado, 20 de octubre de 2007

Se acercan cambios en Bolívar y Oriente

El Hexagonal final del Torneo Clausura de la “Liga del Fútbol Profesional Boliviano” comenzó sin dos de los más tradicionales clubes de Bolivia: Bolívar y Oriente Petrolero.

Puede parecer coincidencia, pero no es.

Ambas instituciones pasan por momentos institucionales muy graves y las previsiones de solución son una incógnita.

En Bolívar, ya hay dualidad de poderes y, creo, solo la hinchada podrá decidir cual de los grupos será el que dirija al club.

Pero, si la oposición bolivarista consigue la inscripción de un número considerable de socios, creo que el grupo liderado por Mauro Cuellar no tendrá como asegurarse en el poder.

Bolívar es una institución que, ante la falta de transparencia en sus órganos internos, depende hoy de la decisión de la hinchada.

Igual, Oriente Petrolero.

En las últimas horas socios orientistas manifestaron su desacuerdo con el actual directorio, cuyo presidente fue duramente criticado, salpicando acusaciones al actual presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, Carlos Chávez, ex presidente de Oriente.

En Santa Cruz, como en La Paz, la presión de la hinchada será fundamental para los posibles cambios dirigenciales.

De cualquier forma, los problemas de ambos clubes se asemejan, así como el origen de los mismos.

Resta saber si los actuales dirigentes de ambos clubes resistirán a las auditorias que se anuncian.