jueves, 18 de octubre de 2007

Erwin Sánchez parece pensar el fútbol con los pies

Definitivamente, Erwin Sánchez parece tener el fútbol solo en los pies. Cero comunicación, cero humildad y cero educación.

El equipo boliviano que empató con Colombia, fue un conglomerado de esfuerzos individuales.

Los equipos deportivos generalmente ganan debido a la suma de esfuerzos y talentos, aplicando dentro la cancha lo que el entrenador previamente prepara, nada es por acaso.

Quedó claro para mí que la reunión de los jugadores nacionales, formando un círculo en el campo de juego, antes de iniciarse el partido, es la representación más clara de que la selección está en la mano de ellos, de los propios jugadores.

Ante la falta de criterios tácticos (responsabilidad directa del entrenador), los jugadores asumen toda la responsabilidad.

Y así fue.

En el equipo Bolivia no existen ideas nuevas, no hay lo que llamamos de “la mano del técnico”. Se nota una orfandad táctica alarmante.

Un solo ejemplo: el lateral Gatti Ribeiro (irónicamente uno de los jugadores más ofensivos del equipo frente a Colombia, al lado de Límberg Gutiérrez)) estuvo los 90 minutos preso a la defensa y a su propia banda, mientras que Mojica (que no marcó, creó, ni remató) tenía toda la libertad para moverse por la cancha.

Lo más lógico y básico sería lo inverso.

Es suficiente para que Erwin Sánchez me haya decepcionado como entrenador.

Me había decepcionado antes como persona, ante su mala educación para con los periodistas deportivos.

Y la hinchada (foto) comienza a decepcionarse.


Me imagino cómo deben convivir los jugadores con un entrenador que no sabe comunicarse.

Pero bueno, para pasar ideas y conceptos a los jugadores, es necesario tener ideas y conceptos.

Y Sánchez, ahora estoy convencido, no las tiene.

Una duda me quedó después de la conferencia de prensa luego del empate frente a Colombia: ¿Erwin Sánchez no responde a las preguntas porque no quiere o porque no sabe qué responder?

Es sintomático que los periodistas no reciban ninguna respuesta técnica del “técnico” Erwin Sánchez.

Me cansé de decir que a un entrenador se lo debe analizar por lo que su equipo presenta dentro de la cancha, de preferencia después de varios partidos.

Fui uno de los pocos que apoyé la designación de Erwin Sánchez como técnico de la selección.

Después de varios partidos, comienzo a reconocer que erré.

La pregunta es: ¿Quién vendría?