jueves, 18 de octubre de 2007

El fútbol boliviano es semianalfabeto

Lejos de las discusiones de que éste o aquél entrenador será mejor para la selección, es bueno volver a la constatación de que nuestro fútbol es eso nomás.

No se puede pedir más a los que no tienen para dar.

Técnica y físicamente no tenemos condiciones de bregar con los otros países.

Tácticamente, nos venimos aplazando a cada compromiso; basta acompañar los juegos de la Liga.

Lo que muchos llaman de “actitud” no es nada más ni nada menos que ganas. Y eso, en el partido frente a Colombia, los jugadores pusieron.

Pena que en el fútbol solo las ganas no sean suficientes para vencer.

Los vencedores nacen y son (bien) preparados en la universidad de la vida.

Y la vida de los bolivianos no es la mejor.

Salta a la vista.

Abandonemos el empirismo y profesionalicemos nuestro fútbol, inclusive en el ámbito periodístico.