lunes, 7 de julio de 2014

CONTUNDENTE GOLEADA A LA FIFA EN EL MUNDIAL BRASIL-2014


LA COPA Y LA CORRUPCIÓN
Después de una exhaustiva investigación de la Policía de Brasil, hoy fue preso Raymond Whelan, uno de los ejecutivos de la empresa Match, encargada de la venta de entradas para la Copa Mundial Brasil-2014.
El negocio desmantelado por la policía brasileña bordea la millonaria suma de 100 millones de dólares y, a lo que todo indica, podrá alcanzar a personas del más alto peldaño de la FIFA.
A parte del éxito deportivo y de público, que llenó los estadios en las 12 sedes, el desmantelamiento de la organización mafiosa que lucraba con la venta de entradas en el mercado paralelo, es la mayor herencia que la Copa de Mundo de Fútbol Brasil-2014, dejará para el balompié mundial, porque, a partir de este episodio, podrán ser descubiertos dirigentes del fútbol de países sudamericanos acostumbrados con la misma práctica de reventa de entradas paralelas, con el objetivo de evadir impuestos y de enriquecer a costas de la pobreza futbolera, inclusive boliviana.
A seguir, traduzco el texto escrito al respecto por el periodista Juca Kfouri, que hace años viene denunciando y combatiendo la corrupción en la CBF (Confederación Brasileña de Fútbol) y en la FIFA.  Lo que está esrito entre paréntesis, es por cuenta del Blog).
-------------
Desenmascarar a la FIFA, el mayor legado de la Copa en Brasil
Por Juca Kfouri*
La prisión en el Hotel Copacabana Palace (en Río de Janeiro, hoy por la mañana) de Raymond Whelan, director de la Match, el brazo de la FIFA para la venta de entradas, es uno más de los goles que la policía brasileña marca en esta vieja práctica de la transnacional del fútbol y un legado inestimable en esta Copa brasileña.
Como si no fuesen suficientes todos los recientes escándalos que mancharon indeleblemente la imagen de la FIFA, la implosión de su esquema de cambio negro – que puedo afirmar, sin ninguna duda, funciona, mínimamente, desde 1998, en Francia, con ramificaciones, inclusive, en la “tercerización” de la CBF (Confederación Brasileña de Fútbol), que funciona de la misma manera – hiere definitivamente a la institución.
Whelan, que tiene fuertes relaciones con la cúpula del COL (Comité Organizador Local) de la Copa, ciertamente es apenas un “palo blanco” más de los poderosos y cuanto más hondo vaya la policía brasileña en sus investigaciones, encontrará a gente más poderosa.
No nos olvidemos que un sobrino de Joseph Blatter está ligado, de una forma o de otra, a la empresa Match.
Si la FIFA se vengará de Brasil en campo, con sus árbitros disimulados y sus silbatos amaestrados, es algo que deberemos observar atentamente ya a partir de mañana (juego de la semifinal contra Alemania).
Como también será interesante observar si la red montada por el dirigente brasileño (Ricardo Teixeira, ex presidente de la CBF) dulcemente exilado por el mundo será también desbaratada.
Ahí, será una goleada, será la revancha justa, por tantas “patadas en el trasero brasileño” (declaraciones de dirigentes de la FIFA, antes de iniciada la Copa).
Importante: la Match estaba en contacto con el “Río-16”, para el proyecto de hospitalidad de los Juegos Olímpicos (que se realizarán en Río de janeiro en 2016).


*Juca Kfouri, brasileño, es sociólogo y periodista deportivo.