jueves, 31 de julio de 2014

BOLÍVAR Y EL PERIODISMO DE AGRADO

¿SOY HINCHA O PERIODISTA? 

Acabó.

Lo de Bolívar, puede haber sido inédito y único. Y lo fue dentro del sufrido fútbol boliviano.

Profesionalmente, actúo dentro del concepto deportivo de que los mejores son los campeones, independientemente de lo que haya pasado en el percurso.

O sea, Deporte es competir y vencer.

Por lo tanto acredito en que los segundos o subcampeones siempre serán los primeros de los últimos.

¿Alguien recuerda quién es el sub campeón de la Copa Libertadores de América de 2013? ¿Y el tercer y cuarto colocados?

La discusión entonces no es que Bolívar hizo una buena campaña. Eso lo dejo para los hinchas.

Lo que en el ámbito periodístico se debe analizar es por qué Bolívar se quedó en el camino.

No creo ser bueno confundir la función de periodistas con el de hinchas.

Lo mejor sería dejar claro que está vertiendo opinión como hincha o como periodista.

Opinar como periodista que Bolívar hizo una gran campaña en la Libertadores, es querer agradar a la hinchada bolivarista o a los dirigentes de la Academia. Lo único grande es ser campeón.

No dejar clao eso, es desnudar nuestras carencias de victorias o nuestras preferencias futbolísticas.

Y ello, convengamos, periodísticamente, no es nada profesional.

Por todo eso es que, particularmente, pienso que la conquista del Campeonato Sudamericano de fútbol en 1963, de forma invicta, es aún el mayor logro de la historia del balompié boliviano.