miércoles, 12 de noviembre de 2014

LA FEDERACIÓN BOLIVIANA DE FÚTBOL NO PUEDE QUERER SER UN ESTADO DENTRO DE BOLIVIA, COMO LA FIFA LO ES, DENTRO DE SUIZA


La sede de la FIFA está en Zurich. El organismo no sincera sus impuestos.

“Estás completamente equivocado, las normas del fútbol las rige la FIFA, y como la FBF es parte de la misma se atienen a dichas disposiciones. Cuando planteas el reconocimiento del Ministerio de Deportes o Secretaría de Estado ????, es pedir al gobierno su intervención o inmiscuirse en algo que está prohibido a nivel mundial, la intromisión de los estados en el fútbol, se penaliza. No debes olvidarte que son Entidades Privadas sin fines de lucro, y enteramente deportivas, contando además con el respaldo de la Ley General del Deporte.”*

Así comentó el lector J. Marcelo Paredes, el post anterior intitulado: PUEDE SER EL COMIENZO DEL CAMBIO EN EL FÚTBOL BOLIVIANO.


Me gustaría mucho que los lectores que me dan el honor de su lectura, comentasen los textos, también, a través de este mismo Blog (al final de cada texto existe un espacio específico para ello).

Pero bueno, en este caso, debo decir a J. Marcelo Paredes, que, en el caso del asunto que nos ocupa, y en nombre del buen periodismo, mis comentarios se basan en documentos, en este caso los Estatutos de la Federación Boliviana de Fútbol y en documentos oficiales salidos de una Reunión (la de Potosí) amparada en esos mismos Estatutos.

Recuerdo a mi lector, al mismo tiempo, que las Federaciones afiliadas a la FIFA tienen absoluta autonomía para implementar y/o actualizar sus propios Estatutos. Por lo tanto, no hay estatutos similares en el mundo, lo que quiere decir que la FIFA no distribuye estatutos para que sus afiliados los apliquen automáticamente en sus países.

Al mismo tiempo, para desagrado y/o agrado de muchos, la Federación Boliviana de Fútbol, la Liga Profesional del Fútbol Boliviano, así como las asociaciones afiliadas al Comité Olímpico Boliviano, deberán, sí, por fuerza de ley, registrarse en la Secretaría de Estado en la cartera del  Deportes (todos los ministerios son secretarias de Estado), no para someter  sus reglas deportivas (como las 17 Reglas del Fútbol mundial, por ejemplo) pero, sí, para presentar documentos oficiales, como las Actas relacionadas a la elección de sus dirigentes; libros contables, bien como movimientos bancarios, relacionados a  recaudaciones, gastos, contratos con jugadores y entrenadores, etc., etc.

La Liga el fútbol Profesional Boliviano y la Federación Boliviana de Fútbol, como cualquier otra entidad que recibe recursos del Estado, ya sea a través de la utilización de los campos deportivos públicos (aún que paguen alquileres, en el caso del fútbol), o que firmen contratos de trabajo con futbolistas o atletas de otras modalidades, deben hacerlo amparados en la ley y, sobre todo, para que ésta misma ley, cuide de que los empleados (futbolistas, cuerpos técnicos, administrativos y otros en el caso del fútbol) no sean engañados como acontece hoy. El fútbol es una actividad de interés público y, así siendo, el estado debe legislar sus actividades.

Aprovecho para informar que todo ello, deberá constar de la Nueva Ley del Deporte, que será sometida a la Asamblea Plurinacional de Bolivia en los próximos meses. En hora buena.

Hasta hoy, el deporte boliviano fue manoseado a gusto y agrado de pocos, sin una ley que les controle. Eso, felizmente, va acabar.

Finalmente, hasta la FIFA se considera “entidad sin fines de lucro”, lo que es, convengamos, un chiste. Pero eso solo sucede porque Suiza, tradicional “paraíso fiscal”, se lo permite. Felizmente, las leyes de Suiza, solo valen dentro del territorio suizo.  

*A propósito, si nuestro lector J. Marcelo Paredes tuviera la gentileza de atenderme, le recomiendo la siguiente lectura:  http://www.aporrea.org/actualidad/n187003.html