viernes, 14 de noviembre de 2014

COMO VIVE UN ENTRENADOR DE FÚTBOL EN BOLIVIA


Por Prof. Félix Gonzalo Berdeja Taboada*

No pretendemos utilizar la agresión de un jugador carente de principios básicos de respeto a las personas, enceguecido por las luces de la fama, ni la de un digno y ejemplar ex jugador y ahora entrenador que no termina de consolidarse como tal.

El tema es más álgido ya que no son solo, los valores de un jugador, sino de gente mayor de diversas profesiones que manejan el fútbol que en su afán de protagonismo, olvidan que la dirección de equipos está a cargo de un profesional, docente, el maestro, el que debe ser respetado, el que tiene la receta para cambiar nuestro fútbol mediocre por uno mejor y consistente, este maestro es desautorizando, desconocido y atropellando en desmedro de su vocación como creador de los discípulos o talentos por estos dirigentes, (con las debidas excepciones), que buscan a ultranza las luces del protagonismo inalcanzable para estos, porque no forman parte del espectáculo de entrenadores y jugadores en el fútbol.

La profesión de ENTRENADOR EN EL FÚTBOL, se ha constituido en uno de los trabajos más inestables en Bolivia, con la teoría de que es más fácil echar a uno que a una plantilla de jugadores.

Federación, ANF y la LFPB, son parte de la inseguridad, las estadísticas revelan cuantos entrenadores nacionales, después de ser despedidos no se les pago sus salarios, no hablamos de la legislación laboral básica de cualquier País, (beneficios sociales por incumplimiento de contrato), solo hablamos de días trabajados, lo dirigentes maniobran con el apelativo de viveza criolla, difundiendo esta modalidad con carácter de jurisprudencia hacia sus afiliados a manera de una sugerencia, cuantos juicios laborales hicieron los nacionales para cobrar y cual la relación comparativa en el mismo aspecto con lo entrenadores foráneos a los que la FIFA ampara, estamos expuestos a iniciar juicios ordinarios si queremos cobrar y automáticamente ser etiquetados como conflictivos, advertidos de esto, los Club evitan tomar sus servicios.

La L.F.P.B. y sus Clubes, en su convocatoria, impone una norma arbitraria e inconsulta en contra de los entrenadores, primero, no les hacen contrato y segundo, les prohíben dirigir dos equipos en un mismo torneo pese a ser despedidos, confirmando su parcialidad o a los Clubes que no firman contrato, VIOLANDO LA LEY GENERAL DEL TRABAJO, LEY DEL DEPORTE, EL DERECHO HUMANO FUNDAMENTAL AL TRABAJO ( Declaración Universal de los Derechos Humanos del 10 de diciembre de 1.948 ) y DESOBEDECIENDO EXPROFESA Y DE MANERA EXPRESA, la ACTUAL CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL ESTADO que constituye la NORMATIVA SUPRALEGAL a la que todos los ciudadanos, conciudadanos, estantes, habitantes, nacionales y extranjeros que nos encontramos viviendo en este país y Estado Plurinacional Boliviano, DEBEMOS ACATAR por encima de cualesquier otra normativa supletoria, menos aun si dicha instructiva liguera, NO TIENE NI SIQUIERA EL RANGO DE LEY DEL ESTADO, NI DE DECRETO SUPREMO, RESOLUCIÓN MINISTERIAL, RESOLUCIÓN VICEMINISTERIAL, ETC. ETC., por lo tanto tal disposición puede ser demandada por su INCONSTITUCIONALIDAD e INAPLICABILIDAD manifiesta por parte del entrenador que se vea afectado en sus intereses propios que a la vez atentan contra su subsistencia y su familia. 

Los entrenadores nacionales hemos sido ignorados en estos últimos años, por dirigentes encaprichados con los extranjeros, con la fijación de que un foráneos dirija las selecciones menores, la LFPB impone a sus Clubes a habilitar solo 6 jugadores extranjeros por Torneo, incluso encasilla a los nacionalizados en la lista de jugadores extranjeros en cancha, es más les obliga a los Clubes a firmar contrato con sus jugadores para ser habilitados, para los entrenadores no hay el mismo trato, pasamos periodos nefastos donde trabajaban no más del 20 % de nacionales a diferencia de los foráneos que alcanzaron hasta un 80% dirigiendo en la LIGA, solo reclamamos por nuestros espacios laborales, con la sana intención de completar nuestra formación profesional a través de la experiencia que significa la Dirección de equipos y selecciones a nivel profesional en los campeonatos nacionales e internacionales.

Selecciones femenina y menores: parecería que el perfil seria, nunca haber trabajado en el rubro, sus relaciones con dirigentes son determinantes para el cargo, la docencia, pedagogía, metodología, esta confinada.

No buscamos responsables o que nos entiendan, sabemos en qué rol estamos para la FBF, ANF, LIGA y el Ministro de Deportes, solo esperamos que defiendan la institucionalidad del fútbol que crean que las entidades deportivas son Empresas y deben ser manejadas como tal, hay que terminar con el poco respeto al fútbol y los discursos mentirosos, varias gestiones pasadas funestas, donde los antecedentes nocivos de la dirigencia, son ignorados sistemáticamente, no hacen más que darle continuidad a una burocracia de hacer siempre lo mismo, como los insultos impunes de un dirigente de la FBF en el Beni o las desafortunada declaraciones de nuestro último seleccionador nacional en contra de Potosí, que a él si le costó el cargo, la institucionalidad es el único aliado serio que puede hacer algo por el fútbol.

El fútbol se gobierna entre amigos, no les interesa articular la instancias del futbol, ni a nivel departamental y mucho menos entre lo amateur y lo profesional, ya que estarían poniendo en riesgo sus puestos, muy pocos Clubes en la LIGA tienen sus propias canchas, no hablamos de Estadios y mucho menos, si tienen una cancha adicional que reúna condiciones para sus equipos en divisiones menores o si tienen entrenadores profesionales bien remunerados para dirigir sus categorías menores, por esto solo hay un Chumacero, un Saavedra, un Suarez, un Maygua, un Melean, etc. y no hay más de estos que estén esperando solo un espacio para adueñarse de las camisetas de la Selección, por esto los Clubes creen que Cardozo y algún otro son su inversión y solo piensan en lo económico no les importa la persona y mucho menos a quien lo venden, le armaran un video de un jugador FAIR PLAY digno y si preguntan por sus deslices disciplinarios, ocultan todo lo que no se publicó, con el fin de no perder el negocio.

Como determinaciones de los Entrenadores Bolivianos, se constituyó la Federación Boliviana de Entrenadores de Fútbol, después de décadas de ser ignorados por todos los estamentos del Fútbol Boliviano, en este irreflexivo sondeo de soluciones para nuestro devastado fútbol, donde los dirigentes buscan por cielo y tierra alguien que tenga una barita mágica y lo cambie ¡todo ya¡, nosotros proponemos trabajar con la proyección de nuevos entrenadores, las nuevas generaciones, que serán capacitadas adecuadamente, esencialmente en el fútbol de formación, dejando de lado el empirismo o la improvisación, despojando a la opinión pública, de la creencia de los sabios o magos del fútbol (zapatero a tu zapato), cambiando el poco respeto de los propios jugadores y colegas que consideran que no es necesario estudiar para la dirección de equipos, el propósito es conscientizar a todas las instancias del Fútbol, de que mejorar el fútbol, es capacitar a los que enseñan a los actores principales del espectáculo, los jugadores, a través de entrenadores profesionalizados. 

Asimismo entender que nuestra Federación responde a la necesidad de conservar el respeto y los roles del entrenador como parte del desarrollo colectivo y consideramos que el único camino es la educación deportiva a nivel entrenadores, especialmente a las nuevas generaciones como responsables de mejorar nuestro fútbol, los mismos que estarán condicionados al legado que hereden de nosotros y la promesa de hacer cumplir todos y cada uno de los aspectos profesionales, sociales y laborales que están establecido en todo el mundo y en los estatuto de la Federación Boliviana de Fútbol y nunca se los han cumplido.

*PRESIDENTE DE LA - F.B.E.F. - FEDERACIÓN BOLIVIANA DE ENTRENADORES DE FUTBOL.