sábado, 8 de noviembre de 2014

EDUARDO VILLEGAS SERÁ EL ENTRENADOR TITULAR DE LA SELECCIÓN BOLIVIANA DE FÚTBOL.

El entrenador cochabambino es el escogido por sus méritos y  por la actual coyuntura del fútbol boliviano.
Julio César Baldivieso es resistido por los jugadores; Mauricio Soria perdió su chance; y Néstor Clausen es, realmente, interino. 

Por mi manía periodística de leer siempre las entrelineas, y porque la coyuntura así lo indica, puedo afirmar que Carlos Chávez, presidente de la FBF, y la Comisión seleccionadora de la Federación Boliviana de Fútbol, deberán anunciar, luego después del amistoso contra Venezuela, el nombre de Eduardo Villegas como nuevo entrenador de la Selección Boliviana de Fútbol.

-----------

Al medio de la mañana de hoy, sábado (08.11), recibí llamada telefónica de una fuente fidedigna, ligada a la Federación Boliviana de Fútbol. El motivo, mi participación y mis declaraciones, la noche del viernes (07.11), en el programa televisivo No Mentirás, de la Red PAT.

Amablemente y siempre aclarando que respeta mi opinión, mi interlocutor apunta algunas imprecisiones mías en dicho programa, pero que, en esencia, no sirven para desmentir el fondo de la cuestión apuntado por mí, que es la no indicación de Eduardo Villegas, actual entrenador de Oriente Petrolero, como entrenador oficial de la selección boliviana de fútbol.

Entretanto, me parece justo reconocer, según aclaraciones de mi fuente, que la Federación Boliviana de Fútbol, su presidente y la Comisión Seleccionadora, hicieron el camino correcto, antes de llegar a invitar a Néstor Clausen para que dirija a la Selección, en el cotejo frene a Venezuela, el próximo 18 de noviembre.   

Primero, coincidimos en nuestra conversación en el sentido de que, pese a tener méritos, Julio César Baldivieso, pese a ser un buen entrenador, tiene pocas chances de ser nombrado para el cargo, por su permanente demostración xenofóbica y porque su nombre es resistido por un buen número de futbolistas bolivianos que harían parte de cualquier lista de convocados.

Segundo, confirmamos la información de que Eduardo Villegas fue apalabrado e invitado para el cargo, pero que éste no aceptó por considerar que el interinato no se ajustaba a los logros y el consecuente prestigio alcanzado por el entrenador durante los últimos años.

Solamente después de que “Villegas se descartó así mismo”, es que Mauricio Soria fue apalabrado y presentó un proyecto de trabajo.

A propósito de Soria, nuestra coincidencia se repite en el sentido de que el actual entrenador de Blooming desperdició su gran oportunidad, por el simple hecho de que es un nombre que perdió toda posibilidad de llegar cerca de la unanimidad deseada para el cargo, después del incidente con el Departamento de Potosí y sus habitantes. Sus declaraciones cayeron y repercutieron muy mal en la opinión pública, por lo tanto, su nombre pasó a ser incompatible para el cargo. Por eso fue desafectado.

Con relación a la invitación a Néstor Clausen, otra coincidencia: es un entrenador que conoce muy bien el fútbol boliviano y no tiene vínculo alguno con equipo de la Liga. Sin embargo, independientemente del resultado contra Venezuela, el nombre de Néstor Clausen es una posibilidad remota para ser ratificado, pero podrá ocupar cargo ligado a las selecciones, en la FBF.

Mi interlocutor, manifestó reiteradamente su desacuerdo con mis afirmaciones en el sentido de que el nombramiento del entrenador para la selección tenga alguna influencia de la FIFA y Conmebol; acepto sus ponderaciones, pero creo que el hecho de que Carlos Chávez sea hombre de confianza (es Tesorero) de los “cardenales” de la Conmebol, aumenta, al mismo tiempo, su fuerza de agrado y presión a sus hombres de confianza dentro de la Liga y de la ANF, que son, al final, los que lo eligieron.

Enfatizó también que el hecho de que Eduardo Villegas sea entrenador de Oriente Petrolero, club con el que el presidente de la FBF mantiene serias divergencias, no tiene nada que ver, con su nombramiento, o no para el cargo de entrenador de la Selección.

Por mi manía periodística de leer siempre las entrelineas, y por que la coyuntura así lo indica, puedo afirmar que Carlos Chávez y la Comisión seleccionadora de la Federación Boliviana de Fútbol deberán anunciar, luego después del amistoso contra Venezuela, el nombre de Eduardo Villegas como nuevo entrenador de la selección Boliviana de Fútbol.