jueves, 2 de enero de 2014

CARLOS CHÁVEZ TIENE QUE SER DESTITUIDO INMEDIATAMENTE DE LA FBF

Kevin Beltrán murió en un acto vandálico de hinchas del Corintians paulista.
El día 6 de abril del 2013, fue realizado un partido amistoso entre las selecciones de Bolivia y Brasil, en Santa Cruz de la Sierra, amistoso motivado por la muerte del joven Kevin Beltrán, hincha de San José de Oruro.

Chávez usó la figura del presidente Morales impunemente.
En la ocasión, hasta el presidente Evo Morales fue movilizado (e invitado al partido), porque se trataba de una acción beneficiente y parte de la recaudación sería donada a la familia del infortunado aficionado.

Pues bien pasaron más de 270 días del amistoso y hasta ahora la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) aún no entregó ni un centavo a la familia, pese a que en la ocasión fueron recaudados más de medio millón de dólares.

Quien denuncio esa irregularidad más de la gestión de Carlos Chávez, es el periódico A Gazeta Esportiva de São Paulo, para sorpresa del cónsul boliviano en esa capital, Claudio Martín Luna Marconi, que no sabía dónde meter la cabeza cuando el periódico paulista le preguntó respecto del asunto.


Este Blog  ya había levantado varias dudas antes, durante y después de ese amistoso.




Hoy, más que nunca, después de ese episodio, se hace necesaria la renuncia inmediata de Carlos Chávez y la destitución de todos sus colaboradores.

O, en un acto de coraje, el gobierno intervenir la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).