jueves, 12 de diciembre de 2013

CHUMACERO A BOLÍVAR, ¿POR QUÉ NO?

Nada impide que el volante pueda  trasladar su equipaje de Recife para Tembladerani.
Si The Strongest no actúa rápidamente, corre el peligro de perder a su principal cría. Porque el Sport de Recife aún puede pagar el saldo que le debe al Tigre y comprar a Chumacero. No para aprovecharlo en su equipo, pero, sí, para revenderlo y realizar un buen negocio.

Pero, ¿revenderlo a dónde? Al mejor postor boliviano, claro, país donde no necesita probar nada, respecto de su fútbol.

¿Y qué club, o mejor, empresa boliviana, tiene capacidad financiera para adquirir el pase de Chumacero actualmente? En Bolivia, solo una, BAISA.

Fútbol es negocio y los negocios en este ambiente se realizan entre los que tienen recursos económicos.

La pregunta es: ¿The Strongest tiene dinero para repatriar a Chumacero?

Brave historia de Chumacero en el Sport

Al llegar a Recife, Chumacero, tuvo que pasar  casi un mes sin poder trabajar en el Sport, lo que demoró su adaptación en plena competencia y no pudo disputar un lugar en igualdad de condiciones. A eso se sumó que los jugadores en su posición, realizaban una buena labor.

En momento alguno, el club brasileño dijo que Chumacero se iría, porque simplemente sabía que el jugador no había tenido una real oportunidad, esta llegaría el 2014.

Pero el boliviano se adelantó a las circunstancias y habló con el dirigente Adelson Vanderlei a quien manifestó su deseo de volver a Bolivia, lo que es un pecado en el profesionalísimo fútbol brasileño, donde jugador que no está contento, simplemente no juega. “Vamos a negociar de manera que Chumacero y el Sport no sean perjudicados”, explicó el dirigente brasileño.

Es bueno reconocer que The Strongest y el Sport tienen relaciones cordiales y amistosas, pero, es bueno recordar también una frasecita muy conocida: “Amigos, amigos, negocios aparte.”