miércoles, 27 de marzo de 2013

Y AHORA, ¿QUÉ HACER CON AZKARGORTA?


Después del empate frente a la Argentina, Bolivia no tiene más posibilidades de clasificación a la Copa del Mundo Brasil-2014.


En realidad, el desbande ya había comenzado al final del encuentro, cuando Marcelo Martins Moreno anunciaba su renuncia como jugador de la selección boliviana, posteriormente desmentida (yo diría reconsiderada) por el propio MMM.

 
Claro que la matemática (pese a ser una ciencia exacta) lo puede todo, inclusive indicarnos que aún hay posibilidades de clasificar. Pero, por ironía, los índices de aprovechamiento de nuestra selección nos indican que eso es más difícil que impedir la candidatura de Evo Morales a sus pretensiones de reelección.

 
Y son justamente las cifras, en este caso monetarias, las que deben estar preocupando a los dirigentes de la FBF, encabezada por su presidente Carlos Chávez, pese a la jugosa recaudación de la víspera.


Es que el valor del sueldo de Xavier Azkargorta (información guardada a 7 llaves) es cuantitativamente superior al del presidente evo morales (cosa prohibida por ley para instituciones estatales, que no es el caso de la fbf) y su contrato va hasta el final de las eliminatorias, o sea, hasta fin de 2013.

 
En las últimas horas, Carlos Chávez (a la izquierda en la foto) justificó sus fracasos “con la poca inversión estatal en el futbol”, contradiciendo a la FIFA que prohíbe a los gobiernos meter sus narices en sus asuntos.

 
Pero como para Chávez las contradicciones son normales y los fracasos del futbol boliviano  deben ser compartidos con el gobierno, ¿será que va a pedir (si aún no lo hizo) que el estado pague el sueldo de Azkargorta?

 
El asunto  aquí no es la capacidad del entrenador español; el problema es si la FBF tiene capacidad de pagarle sus salarios.


Entonces, ¿qué hacer con el entrenador Azkargorta?


Hasta hace algunos meses atrás, todos querían que el vasco vuelva al país.

 
¿Y ahora?