viernes, 1 de marzo de 2013

CORINTHIANS CULPA A LA POLICÍA BOLIVIANA POR LA MUERTE DE KEVIN EN ORURO


El Corinthians paulista envió ayer, jueves, 28 de febrero, su defensa a la Conmebol contra la punición de jugar con las puertas cerradas por el plazo de 60 días.



 
El fundamento de su defensa atribuye como culpados por la muerte de Kevin Beltrán Espada, al hincha de 17 años, que activó el señalizador, y  a la policía boliviana, por haber permitido el ingreso de público con fuegos de artificio.
 
En el documento,  que consta de 16 páginas, club brasileño se exime de culpa y  espera que la medida cautelar sea revista por el Tribunal de Disciplina de la Conmebol, antes del 13 de marzo, fecha en que jugará contra el Tijuana de México, en el Pacaembu.
 
Dirigentes del último campeón de la Libertadores explicaron que el perjuicio por jugar sin público alcanza al millón y medio de dólares por partido.