jueves, 27 de marzo de 2014

LEÓN 0 x BOLÍVAR 0 - PRIMER TIEMPO CON ACENTO MEXICANO

Peligrosamente, desde el inicio, Bolívar dejó que León llegue, cambiando pases, hasta la línea de entrada del área penal.

No había marca en el medio sector.

Bolívar llegó a molestar muy poco, con excepción de un córner a los 10 minutos. Casi nada.

La postura de Bolívar era una invitación a que Los mexicanos abrieran el marcador. Y no demoró a los 11 minutos, gol que el árbitro anuló por posición irregular.

Y no había otra, Flores, el sheriff del medio sector bolivarista comenzó a mostrar su repertorio y con apenas 15 minutos, fue agraciado con la tarjeta amarilla.

El arquero Quiñones, como en partidos anteriores, comenzaba a destacarse, lo que denotaba la difícil situación de Bolívar.

Situación que podía haber entrado en crisis, a los 18 minutos, no fuese la brillante intervención del cuida palos boliviano.

El único argumento bolivarista era rechazar, rechazar de cualquier manera el esférico.

En uno de esos rechazos, a los 25 minutos, Bolívar consiguió un tiro libre, peligroso, que Ferreira se encargó de desperdiciar y el balón se fue al córner que, una vez cobrado, ante falla del arquero mexicano, Bolívar perdió la mejor oportunidad del primer tiempo; corrían 27 minutos.

A los 35 minutos, León tuvo a su cargo el desperdicio, lanzando por encima de la barrera un balón proveniente de tiro libre, en la entrada del área grande bolivarista.

 A esa altura, obvio que los mexicanos comenzaron a preocuparse, pero no precisamente porque Bolívar significase algún peligro, más bien, por la falta de goles, pese a su dominio.

A esa altura, minutos antes de finalizar el primer tiempo, ya no había duda que Bolívar viajó a Norteamérica para defenderse, bien al estilo de Azkargorta.

¿Lizio? ¿Ferreira?  ¿El ataque de Bolívar? Hasta ahora los estoy buscando.