sábado, 15 de marzo de 2014

EL FÚTBOL PIERDE UN POCO DE ALEGRÍA


Como muchos otros grandes, él comenzó humildemente, lo hizo en el Santa Cruz de Recife, estado de Pernambuco,, pasó por el Mogi Mirim del interior, luego el Corinthians y el Palmeiras, de São Paulo.

Su talento a base de pasos y pases largos, dribles y goles, lo llevó hasta Europa donde fue elegido como el Mejor Jugador del Mundo en 1999, jugando por el Barcelona.

Y se consagró campeón mundial con la selección brasileña en 2002.

Rivaldo anunció su retiro hoy como futbolista profesional, a los 41 años.

En las redes sociales, Rivaldo escribió:

“Con lagrimas en los ojos, me gustaría, primeramente, agradecer a Dios, a mi familia y a todos por el apoyo y cariño que recibí durante los 24 años como futbolista. Hoy vengo a comunicar a todos los hinchas del mundo que mi historia como jugador llegó al fin.”