jueves, 27 de marzo de 2014

DESAFINADO, LEÓN TOCÓ, CANTÓ Y QUIEN SE LLEVÓ LA PAGA FUE BOLÍVAR


Azar de quién no supo convertir en goles las oportunidades que tuvo. Porque en cinco minutos del complemento León ya había perdido tres ocasiones de gol.

Se vislumbraba una repetición de lo acontecido en los 45 minutos iniciales.

Para empeorar las cosas, Flores salía lesionado a los 8 minutos.

15 minutos y no sé qué es peor, la ausencia de Bolívar en el ataque, o la inoperancia del ataque de León que perdía goles cuasi hechos.

Partido feo.

Si Bolívar fuese más osado, menos medroso, podría aprovechar la situación, pienso. Pero, veo que Azkargorta no concuerda conmigo.

Los mexicanos comienzan a impacientarse y quizá sea ese el detalle que venga a favorecer a Bolívar, pues promediaba el segundo periodo.

A los 69 minutos, Ferreira entendió el recado. Recibió el balón en la entrada del área grande, cortó hacia afuera y con un disparo fuerte, cruzado y a media altura, sorprendió a México entero: Bolívar 1 x 0 León.

Castigo a la inoperancia mexicana.

Castigo que dolió dentro y fuera del campo de juego.

Se venían 15 minutos finales a puro nervios. ¿Resistirá Bolívar¿

No solo resistió como se dio el lujo de marcar un gol más, a los 92´, por medio de Arrascaita, después de un excelente pase de Ferreira.

Fin del cotejo, Bolívar depende de sí para pasar a la próxima fase.