jueves, 6 de febrero de 2014

UN MENSAJE DESDE BRASIL, PARA EL MINISTERIO DE DEPORTES DE BOLIVIA

La diferencia no está solo en el tamaño, está más bien en la formación.

La diferencia técnica es muy grande y tuvimos que ajustar el ritmo del partido. No sabíamos en qué nivel llegaba el equipo de Bolivia. Sabemos la diferencia , pero también sabemos nuestro papel , a veces toca dar oportunidad a muchas niñas del continente sudamericano, para luego jugar contra los grandes del voleibol mundial, esperamos que crezca el nivel de esta competición”, según públicó el portal boliviano Late!.Com.

Son las palabras del entrenador Luizomar de Moura del equipo brasileño de voley de Osasco, uno de los mejores de Brasil, después del partido en el que apabulló a la U de Sucre,( 25/13, 25/05 e 25/08) por el Campeonato mSudamericano de Clubes 2014, que se está realizando en Brasil.  

Y esas palabras deben ser un alerta para el nuevo Ministerio de Deportes de Bolivia, que inició su labor hablando de Juegos Odesur y otras competencias, cuando lo principal es modificar la legislación.

¿Saben de dónde salieron las jugadoras del Osasco y que en su mayoría son parte de la selección brasileña de vóley y campeona mundial? De las escuelas, colegios y universidades, señores ministro y flamantes vice ministros bolivianos. Al contrario de la practica en Bolivia donde deportistas llegan a las universidades ya formadas.

Si nos vamos a ocupar solo de preparar  a los equipos nacionales para participar de torneos u organizar los mismos, no era necesario crear un ministerio, porque deportistas vencedores no son creados por decreto.

Secretarias de Estado tienen que proponer políticas de Estado y en el caso boliviano, es necesario modificar urgentemente la legislación que dice respecto a las relaciones educación y deportes.

Caso contrario, el nuevo ministerio será más de lo mismo, o sea, nada.