miércoles, 19 de febrero de 2014

BOLÍVAR SE PARALIZÓ CON GOL TEMPRANERO DEL LEÓN

El arquero bolivarista fue el jugador más destacado, o sea...

El gol que Beselli le marcó a Bolívar a los 2 minutos del primer tiempo, desestabilizó al equipo celeste, que  no pudo recuperar tranquilidad durante todo el primer tiempo y gran parte del segundo.

Sería muy simplista de mi parte si debitara el gol en la cuenta de los defensores, porque, en realidad, quienes fallaron fueron justamente los especialistas en la marca que no estaban en sus puestos: Miranda y Flores.

El propio León de México creo que inclusive se sorprendió con su gol tempranero, por eso comenzó a emplear bien una de las características del fútbol mexicano, marcar consistentemente, y lo hizo sobre todo en el medio sector, fustigando permanentemente a la defensa bolivarista en el contra ataque.

Al volver al segundo tiempo, el equipo celeste de La Paz se equivocó en el expediente pues quiso llegar de la forma más rápida al arco adversario por medio de pases largos, que no eran precisamente largos, siendo más bien pelotazos que terminaban generalmente en los pies de los mexicanos. Fundamento equivocado para un equipo cuya característica de sus jugadores lo colocan como el que mejor toca el balón en Bolivia.

Precisamente, cuando Bolívar recuperó el toque y la tranquilidad necesarios, comenzó a llegar con más claridad a la línea defensiva de los mexicanos y Callejón apareció más, uniéndose a Cardozo, por la izquierda, y Arce se asociaba con Arrascaita (que había ingresado en lugar del apagado Pedriel), por la derecha.

De una jugada por la izquierda y con el chute fuerte en convexo, Callejón acabó marcando el gol del empate, a los 21´ (st), sin que antes Ferreira pueda tocarla.

Bolívar se lanzó con todo en procura del gol de la victoria, y los mexicanos pasaron a utilizar el contragolpe hasta que producto de éste consiguieron un penal, que el joven arquero boliviano, Quiñones, finalmente le atajó a los 83´, al mundialista Rafa Márquez.

El expediente no cambiaría hasta el final del cotejo, con excepción de una oportunidad perdida por Arrascaita a los 89´.

Al final, creo que si decimos que el arquero de Bolívar fue el mejor jugador del partido, no necesitamos explicar quién estuvo más cerca de la victoria.


Bolívar pierde dos puntos importantísimos que le pueden costar el pase a la próxima fase.