lunes, 24 de febrero de 2014

FLAGRANTE DE INVASIÓN A LA PRIVACIDAD EN EL FÚTBOL

Parece que los periodistas tenemos todos los derechos y ninguna obligación. (foto: Late!Com)
Esta imagen, publicada por Late!.Com muestra el poco profesionalismo del fútbol boliviano.

Vemos a periodistas sentados, literalmente, en el banco de reservas de Bolívar.

Y el entrenador Vladimir Soria siquiera se importa con ese incómodo.

Pregunto, ¿dónde está el respeto al trabajo de un equipo de fútbol?

¿Cómo puede un entrenador impartir órdenes a sus comandados, mismo a los reservas, si la prensa está a su lado?

Si queremos que el fútbol boliviano avance, debemos nosotros, los periodistas, comenzar a dar el ejemplo para el cambio que exigimos.

Particularmente, soy a favor de que los periodistas realicen su trabajo desde la tribuna de prensa del estadio, con excepción de fotógrafos y camarógrafos.

El campo de juego es para los jugadores, cuerpos técnico y médico, y árbitros. 

Los futbolistas son los artistas, los encargados de dar el espectáculo para un público que paga y/o ve por la televisión.

De una vez por todas, es necesario que los periodistas entendamos que no somos artistas, ni estrellas del espectáculo, nuestra obligación es llevar información, solo eso.

Basta de querer aparecer más que los protagonistas.