martes, 20 de noviembre de 2007

Ojo Bolivia, Venezuela ya no es la Cenicienta




En el lenguaje futbolístico permanentemente se escucha decir “No subestimemos al adversario”.

Con relación al equipo de Venezuela, nosotros bolivianos ya no debemos decir esa frase, acostumbrados que somos a repetir varias frases hechas.

Se ajusta una nueva frase:

Respetemos al adversario

Para muchos bolivianos, Venezuela es la única opción para recuperar puntos jugando como visitantes.

Ledo engaño. Los llaneros son tan o más difíciles que Ecuador o Perú, por ejemplo, si analizamos el fútbol que están practicando.

Así que Bolivia debe entrar a la cancha esta tarde-noche conciente de que tendrá al frente un adversario de respeto.

Debemos preocuparnos con lo que nos traerá ahora nuestro técnico, Erwin Sánchez, pues ya lo dije, Bolivia no tiene, aún, un equipo titular.

Una cosa es tener una estructura y moldearla, trabajarla y prepararla, y otra cosa es no tener estructura.

Cualquier eventual resultado positivo que el equipo boliviano venga a conseguir frente a Venezuela por las Eliminatorias, será en base a la voluntad y corazón de los jugadores.

Nada más.