jueves, 8 de noviembre de 2007

Aún hay independencia periodística en Santa Cruz de la Sierra

Algunos empresarios cruceños no esconden más su frontal odio a todo lo que se refiera al presidente Evo Morales.

Colocando el fútbol como pretexto, la empresa de televisión por cable Cotas, de Santa Cruz de la Sierra, sorprendió a sus suscriptores colocando al corner al Canal 7 Televisión Boliviana.

Me congratulo con el periódico El Deber de Santa Cruz de la Sierra, por alojar y mantener en su página web el blog del periodista cruceño José Andrés Sánchez quien, con lucidez e independencia, aborda varios asuntos de interés.

De ese blog http://www.eldeber.com.bo/rblog/maravillas/index.html me permití extraer el siguiente comentario de José Andrés.

Lean; el título es de él:

EXTRANHO MI CANAL 7

Extraño mi canal 7. Extraño Televisión Boliviana. Recuerdo los días en los que el canal estatal estaba justo después de la red ATB y antes de Unitel. Añoro los días en los que hacía zapping y me cruzaba con la señal televisiva que tiene como logo los colores de mi país.

Muchos no entenderán a qué me refiero, así que a continuación va la explicación: En Santa Cruz de la Sierra la Cooperativa de Teléfonos (Cotas) ofrece como servicio ‘Cotascable’. Hasta hace alrededor de tres semanas el canal estatal se encontraba en el número 26, junto a las demás señales del país. Resulta que un buen día ‘desapareció’ (o al menos pensé eso yo). Pues no. Tras buscarlo durante un par de minutos lo encontré en el número 82, junto a los canales venezolanos, colombianos y muy cerca de las emisoras chinas, japonesas, coreanas y pornográficas.

Está bien. Muchos dirán que no es tanto problema… que igual puedo marcar el 82 para verlo. El problema es que no es lo mismo. Me dirán romántico, pero prefiero verlo en el ‘vecindario’ de los canales nacionales. Me pregunto: ¿se sentirá muy sola la Televisión Boliviana’ si la condenan al casi-olvido en Cotascable? No lo creo. Aún cientos de miles (o millones) de televidentes la verán por la señal abierta, a través de otros servicios de cable o en el exterior. Eso me reconforta.

¿Qué se les habrá metido en la cabeza a los directores de Cotas? ¿Será que se trata de algún lío legal, administrativo o político? Pues llamé a Cotas y me comunicaron con la persona encargada. Marcela Franco es su nombre y muy amablemente me informó que no hay ninguna explicación especial para el ‘cambio’. “Se trata de un reordenamiento, nada más”, me dijo. “¿Y por qué tan alejado de los canales nacionales?”, le pregunté. “Por nada”, me dijo pacientemente. Debo recalcar el muy buen trato que me ofreció la funcionaria y lo amable que fue al responder mis preguntas.

Razones, como ya lo dije, puede haber muchas. Por ejemplo, un amigo me dijo que quizá se trataba por algún lío con las eliminatorias y un pleito con la empresa ‘competencia’: ITS. La verdad, no sé cuál es la razón y no me interesa. En serio, no me importa. Pero no puedo dejar de sentir algo de molestia por algunas cosas que expondré a continuación:

- El canal estatal no debe sufrir ni un tipo de discriminación
- El derecho a la buena información está siendo coartado. Como ciudadano tengo el derecho a tener a primera mano todas las opciones mediáticas que estén a mi alcance. Las empresas tienen la obligación de proveerme un servicio serio y equilibrado, con una buena programación y orden lógico.

- Yo tengo el derecho a pagar. Así lo hago y espero que no jueguen con mi dinero ni mi confianza.

- Por último, una pregunta a todos: ¿por qué razón en Bolivia no tenemos una Ley de Medios que regule este tipo de cosas? Sólo pregunto….

Gracias y nos vemos en el canal 82!