martes, 22 de marzo de 2016

LAS INVESTIGACIONES DE CORRUPCIÓN POLÍTICA EN BRASIL, ALCANZAN AL FÚTBOL, A TRAVÉS DEL CORINTHIANS

André Luiz de Oliveira es conducido coercitivamente por la Policía Federal. 
El vicepresidente del Corinthians, André Luiz de Oliveira, fue llevado coercitivamente por la Policía Federal de Brasil, hoy martes por la mañana, para que declare en la “Operación Lava Jato”, que investiga actos de corrupción.

La detención está ligada a los indicios de propina en la construcción del estadio del Corinthians, el mismo donde se abrió el Mundial-2014.

La empresa encargada de esa construcción es la Norberto Odebrechet.

Quién se encargó de comandar las obras del estadio, es el ex presidente del Corinthians, André Sánchez, actual diputado federal por el PT de Sao Paulo.