martes, 15 de marzo de 2016

EN ZURICH O WARNES, EL FÚTBOL BOLIVIANO DA VERGÜENZA

David Paniagua, vestido a carácter para la ocasión, entrega documento en la FIFA. (Foto: Divulgación FABOL).

Las imágenes de la presencia de David Paniagua en las oficinas de la FIFA, en Zurich, son el reflejo fiel de la pobreza deportiva del fútbol boliviano.

Acompañado de Rinaldo Martorelli, contestado dirigente de los futbolistas brasileños, por su proximidad absoluta con los dirigentes en detrimento de los jugadores (hay que saber qué representa el Bom Senso F.C. en Brasil), Paniagua, totalmente “vestido a carácter” para la ocasión, dice que fue recibido por personero de la Comisión Disciplinaria de la FIFA.

Es solo ver la fotografía, para darse cuenta cómo los de la FIFA le darán bola a FABOL y su secretario general: recibido en alguna sala y en pié, Paniagua intenta explicar el tenor del documento*, a una persona que, por lo visto, es “muy representativa” en la entidad.

Sería bueno saber si el documento fue protocolado.

Muy amigos, Paniagua y Martorelli son "harina del mismo saco". (Foto: Divulgación FABOL).



Lo cierto es que el ex futbolista brasileño Martorelli, se aprovecha de muchos ingenuos en Sudamerica, para garantizar su cargo de Presidente de la FIFPro División América (entidad que dice representar a los futbolistas profesionales del mundo), posición que le posibilita ventajas personales absolutas.

En ese juego de intereses de grupo, la presencia de Paniagua y de Martorelli en Zurich no me  sorprende; lo que sí me sorprende es que ellos deben pensar que en Bolivia somos todos unos idiotas. Sería bueno recordar a FABOL y Cia. que, a la entidad mayor del fútbol mundial, lo último que le interesa es defender  a los futbolistas e ir contra los dirigentes de asociaciones afiliadas, sería como darse un tiro en el propio pié. Futbolistas no eligen nada, dirigentes, sí.  

A propósito, muchos dirigentes de las más diversas esferas del fútbol boliviano, en su afán de permanecer en cargos que les permite llevar ventajas y aparecer ante la opinión pública, lo único que hacen es colocar la imagen del país en lo más nauseabundo del deporte mundial.

que muestran, con razón, lo que es el fútbol profesional boliviano.

Así mismo, nos permiten participar de las Eliminatorias y de la Copa América Centenario, próximos compromisos de nuestra devaluada selección nacional.

La pregunta es: ¿Quién lucra con todo eso?


*(…) para presentar oficialmente la denuncia en contra del Presidente y los miembros del Comité Ejecutivo de la Federación Boliviana de Futbol – FBF, por el incumplimiento de los fallos del Tribunal de Resolución de Disputas – TRD de la FBF, que se encuentran ejecutoriados, exigiendo la intervención inmediata de esta instancia disciplinaria para que la FBF, cumpla con lo que establecen sus propios Estatutos y Reglamentos, haciendo conocer a esta Comisión que en caso de no aplicar las sanciones que correspondan, los Futbolistas Profesionales de Bolivia, renunciarán a la convocatoria de la Selección Nacional Absoluta.