viernes, 14 de agosto de 2015

LA (A)NORMALIDAD DEL FÚTBOL BOLIVIANO


La semana que termina, nos deja una muestra de lo que es el fútbol boliviano.

1.    Comienza el torneo Apertura de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano y uno de sus equipos, Petrolero de Yacuiba, entra a la cancha para enfrentar a Sport Boys, dejando apenas un jugador, Santos Amador, suplente en el banco de reservas, “por problemas de habilitación de jugadores.”

2.    La selección boliviana tiene dos amistosos internacionales, el 4 y 8 de septiembre, respectivamente frente a la Argentina y la República Dominicana, por lo tanto, en menos de un mes, pero no tiene dinero ni entrenador para tal.

3.    Porque el ex entrenador de la selección,  Mauricio Soria, llamó a una conferencia de prensa y contó que se “cansó de que su nombre sea manoseado por los dirigentes”, comunicando que acepta lo acertado hace un mes: indemnización y chau.

4.    Mientras tanto, el presidente de la Federación, Carlos Chávez, manda una carta desde la cárcel, en la que advierte y recuerda que aún es presidente porque no renunció a su cargo.

5.    Al mismo tiempo, la Conmebol anuncia que el dirigente argentino de apellido Segura, es el nuevo Tesorero de la entidad, hasta que el dirigente boliviano Carlos Chávez, titular en el cargo, “resuelva sus problemas con la justicia boliviana.”

6.    Por su lado, los ex hombres de confianza de Chávez y que ahora se encuentran encabezando la Liga y la Federación, llaman a una reunión urgente justamente para elegir a su sucesor, en un Congreso extraordinario.

7.    Ya en la ciudad de Oruro, hinchas y socios del San José, se manifiestan, invaden la sede del club, amenazan y renuncian al presidente Arturo Murillo, imponiendo el nombre de Iván Ramos, pateando al córner a la ley y al fair play.

8.    En la ciudad de La Paz, un jugador apellidado Duk, ante el silencio del tribunal de justicia deportiva de la Federación, continua entrenando y preparándose para jugar en su equipo, el Sport Boys, como si la agresión a un árbitro fuese una cosa normal, chuteando a la ley, al deporte y al fair play.

9.    En el mismo estadio Hernando Siles, de la misma sede de gobierno, el presidente de Sport Boys y actual ministro de gobierno, Carlos Romero, al lado de su vice ministro, acompaña la práctica de su equipo y se declara preocupado por la situación del fútbol nacional.

10. En la Llajta, el presidente de Wilstermann, Grover Ramiro Vargas Medinaceli, es enviado a la cárcel, por problemas que no tienen nada que ver con el fútbol.

11. Mientras tanto, en el ambiente futbolero nacional, se repite una palabra: goleada. Ya que, por la Copa Sudamericana, Oriente Petrolero es goleado por el Nacional de Montevideo por 0 a 3, en pleno Tahuichi; Bolívar es goleado en Montevideo por el Defensor de Uruguay, 0 a 3; Real Potosí es goleado por el Juventud de las Piedras, 1 a 4, en Montevideo; y Aurora, en el Capriles de Cochabamba, es derrotado, 1 a 2, por el Sportivo Luqueño del Paraguay.

  
12. Parece la cosa más normal que el fútbol nacional sufra una goleada por 12 a 2 en apenas una fecha de un torneo internacional.