martes, 18 de agosto de 2015

BOLÍVAR JUEGA CONTRA SPORTING, A PROCURA DE LIMPIAR LA VÍA


En el camino casi siempre tortuoso de recomenzar, está el partido de hoy para Bolívar.

El escollo a vencer se llama Defensor Sporting, del Uruguay, y el juego es por la Copa Sudamericana, a las 17h30, en el estadio Siles, en La Paz.

Al entrenador Eduardo Villegas le queda esperar que sus jugadores se entreguen totalmente y vayan en procura de la goleada que necesitan (cuatro goles de diferencia) para pasar a la próxima fase.

¿Es posible? ¡Claro que sí!

Si los uruguayos lo hicieron de locales, ¿por qué no la Academia?

Pero, en realidad, creo que para Bolívar, más que la clasificación, jugar bien y conseguir la victoria es necesaria para seguir caminando, con más tranquilidad.

Porque, independientemente de pasar a la próxima fase de la Sudamericana, Bolívar tiene el torneo local y, próximamente, la Libertadores, dos competencias en las que, sí, debe demostrar el conjunto que ahora está formando.  

Las equilibradas declaraciones de los dirigentes y jugadores de Bolívar, con relación al entrenador Eduardo Villegas, significan un avance en la comprensión de lo que es el deporte, actividad que requiere entender que el respeto al adversario es primordial.

Porque el contrincante también busca vencer.

Obvio que la hinchada, por pasión, no entiende esta razón.

Está en su derecho.