viernes, 22 de mayo de 2015

SERÁ CRIMEN, CONSTRUIR OTROS PREDIOS QUE NO SEAN DESTINADOS AL DEPORTE, EN LOS TERRENOS DONDE FUNCIONA LA CANCHA DE BOLÍVAR EN TEMBLADERANI

 
La cancha de Tembladerani, administrada por Bolívar, es de la población paceña y no puede ser motivo de especulación inmobiliaria. Los documentos de concesión, de 1942, lo dicen.
A propósito del estudio de suelos que se está realizando en la cancha de Tembladerani, administrada por Bolívar, y de especulaciones que indican que en ellos se construirán complejos habitacionales, les recuerdo que el 20 de agosto de 2013, con el título “Club Bolívar (Q.E.P.D.)” publiqué un comentario en este blog, analizando la situación de la institución celeste de La Paz. En ese texto, expliqué en un párrafo específico, cómo Bolívar consiguió los terrenos donde actualmente se encuentra la cancha de Tembladerani, y los compromisos asumidos por el club para administrar los mismos. El párrafo en cuestión, lo reproduzco a seguir:  

“Noten que el estadio “Simón Bolívar” en Tembladerani,  siquiera fue tocado y no fue albo de las atenciones de BAISA S.R.L. ni del directorio de Loayza, porque simplemente ese predio no puede ser transferido ni  “a título gratuito ni oneroso”, porque sus 24.934 m2 tienen origen en una cesión  del gobierno nacional, “a título gratuito”, a través del entonces Comité Nacional de Deportes, en 30 de octubre de 1942. Por ello, el gobierno actual, por medio del Vice Ministerio de Deportes, puede, si desea, recuperar los predios de Tembladerani, porque el Club Deportivo Bolívar, hoy BAISA S.R.L., no cumplió los términos del compromiso de 1942 que decían que “se obliga a construir un campo de deportes y estadio, comprendiendo los siguientes deportes: fútbol, básquet-bol (sic), tennis (sic) , pelota vasca, y natación; en el termino de veinte años (hasta 1962) (…), en caso contrario el Comité (Nacional de Deportes) exigirá la reversión de dichos terrenos.”  Por ese documento,  la hipoteca por Un Millón de Dólares en favor de Marcelo Claure y otras, solo deberían tener  valor legal, desde que esos dineros sean destinados a la construcción e los predios arriba indicados, cosa que no está aconteciendo.  En otras palabras, los terrenos de Tembladerani  y el “estadio” no rendirán ganancias, ni empresariales, ni personales. Entonces, que se caiga de viejo.”

Para quien desee volver a leer todo lo escrito el 20 de agosto de 2013 y entender la relación de BAISA con Bolívar, el link es el siguiente:

http://boliviafutbolclub.blogspot.com/2013/08/club-bolivar-qepd.html