sábado, 2 de mayo de 2015

A LO CAMPEÓN, BOLÍVAR REMONTÓ UN 0 X 3.

Nélson Cabrera, como manda el figurino de capitán, comandó la victoria de la Academia.
Para los que van a la cancha simplemente a ver un partido de fútbol y apoyar a su equipo preferido, ciertamente el encuentro entre Bolívar 4 x Blooming 3, puede que haya sido “épico” y “glorioso”, en fin, “fantástico”. Suena a fanatismo.

Lo cierto es que el remonte de la Academia encima de los cruceños, después de ir perdiendo por 0 a 3 en el primer tiempo, significa que el equipo dirigido por Xavier Azkargorta está preparado para ser campeón.

La excelente presentación de los visitantes, comandados por el competente Erwin Sánchez, en el primer tiempo, solo valoró más la victoria local, y es otra muestra de que se vislumbra un buen segundo semestre en el fútbol de la Liga.

Sin entrar en detalles administrativos poco claros en la gestión de los clubes bolivianos y analizando solamente el aspecto futbolístico, debemos decir que la actual situación clasificatoria de la tabla de posiciones, es una muestra clara de que la correlación entre poder montar un equipo (de 11 jugadores) y tener un elenco (de 25 o 27 futbolistas) bastante homogéneo, es ventajoso.

Bolívar de Azkargorta siente, obvio, la ausencia de los lesionados Arce y Tenorio, delanteros que juegan más avanzados y son goleadores, así como otros lastimados, pero con mínimos movimientos en su sistema de juego, consigue tener la  misma firmeza ofensiva, consistencia que vimos en el segundo tiempo frente a Blooming.

Punto aparte es la excelente fase del español bolivarista J. Callejón, que al igual que el paraguayo estronguista P. Escobar, es capaz de desequilibrar un partido. El gol del triunfo bolivarista frente al Blooming, es prueba de ello.
  
Y ojo con el también paraguayo Nélson Cabrera, un zaguero fuerte y goleador, que frente a Blooming lució el cintillo de capitán, condición adquirida naturalmente.

En resumen, Bolívar no ser campeón del Clausura, sería injusto y quebraría la lógica que ciertamente en el fútbol existe. Y no creo que los futbolistas académicos ignoren esa situación, inclusive por la tranquilidad económica que tienen para trabajar.

A propósito, lo realizado dentro de la cancha por The Strongest, Oriente, Wilsterman y Blooming, exactamente en ese orden, como nos muestra la tabla de posiciones, es el significado de lo hecho fuera de la cancha institucionalmente.