miércoles, 13 de mayo de 2015

JUVENTUS ELIMINÓ AL REAL MADRID Y VA AL ENCUENTRO DEL BARCELONA EN BERLÍN

 
Formado en la base del Real Madrid, Morata (9), no conmemoró el gol que clasificó a la Juventus.
Al viejo estilo italiano, la defensa de la Juventus paró al fuerte ataque del Real Madrid y garantizó un empate que le dio el pase a la final de Champions.

Como no podía dejar de ser, los madridistas se lanzaron al ataque desde el inicio del partido y los de la juve demostraron que no permitirían facilidades.

El medio sector italiano encabezado por Pirlo, bien colaborado por Pogba, Tevez y Morata, era una permanente dificultad para los españoles, lo que, de cierta forma, garantizaba el trabajo de sus extrema defensa y del excelente arquero Buffon; esa situación hizo con que disparos de fuera del área grande sean pocos por parte del Real, obligando a la realización de jugadas cortas y bien elaboradas, sobre todo por el lado izquierdo, entre James Rodríguez, Cristiano Ronaldo y Marcelo. Por el lado derecho, Bale y Benzema se encargaban de buscar los tantos.

A los  21 minutos, después de un cambio de pases entre Ronaldo y James, éste entró al área penal y fue marcado por tres defensores del equipo italiano, sufriendo un toque en el muslo derecho, perdiendo equilibrio: penal dudoso. Ronaldo se encargó de abrir el marcador.

Para el segundo tiempo, Tevez y Pogba fueron encargados de iniciar los contraataques de la Juve, que continuaba asediada por el medio campo y atacantes del Real.

Real no solo atacaba permanentemente bien, como marcaba a presión. Así, tuvo que ser en una jugada de balón parado, desde la derecha, a los 12 minutos, que Pogba cabeceó para atrás y el ex madridista Morata aprovechó muy bien, empatando el cotejo, callando al Santiago Bernabeu, que veía, hasta entonces, a un Real Madrid buscando el segundo gol, por todos los lados.

El 1 x 1 obligó a que los merengues utilizaran la jugada más burocrática del fútbol, el balón elevado, por izquierda y por derecha, intentando el gol que llevaría al alargue. No pudo ser, porque los defensores de la Juve fueron muy competentes y porque el arquero Buffon estuvo casi perfecto, en procura de alcanzar, por primera vez en su vida profesional, la posibilidad de ser campeón de la Liga de Campeones.

Eso podrá suceder en Berlín, el 6 de junio, cuando la Juventus de Tevez, enfrente al Barcelona de Messi.