miércoles, 27 de mayo de 2015

FEDERACIÓN BOLIVIANA DE FÚTBOL PUEDE SER INVESTIGADA POR LA VENTA DE DERECHOS DE TRANSMISIÓN

“Estamos abiertos a trabajar con otros países en este esfuerzo (de investigación)”, explicó la Fiscal General de la Justicia norteamericana, Loretta Lynch.
Viene de mucho tiempo la fuerte relación "comercial" entre empresas de Marketing y dirigentes del fútbol sudamericano y centroamericano.


En el ámbito sudamericano, la ligazón actualmente investigada por los EEUU y Suiza, envuelve a Nicolás Leoz, ex presidente de la Conmebol; Ricardo Teixeira, ex presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol; José María Marín, ex presidente de la misma entidad; Rafael Esquivel, miembro del Comité Ejecutivo de la Conmebol, y Eugenio Figueredo, ex presidente de la Federación Uruguaya de Fútbol y de la Conmebol y (hasta hoy) vicepresidente de la FIFA;  con las empresas que detienen hace más de 24 años los derechos de transmisión de importantes eventos deportivos como la Copa América, Libertadores de América y Sudamericana, bien como las Eliminatorias a la Copa del Mundo.


Esos dirigentes del fútbol sudamericano, que también detenían (hasta hoy) importantes cargos en la FIFA (Eugenio Figueredo era vicepresidente), controlan hace mucho tiempo la Conmebol y recibían millonarios sobornos de empresarios de la comunicación, para explotar los derechos de transmisión de los torneos.


Para mantener bajo control a la Conmebol, esos dirigentes se rodeaban de presidentes de federaciones de los países sudamericanos, dándoles cargos importantes en la entidad, con jugosos sueldos y beneficios personales, a cambio de sus votos en elecciones. Un verdadero circulo lujoso y vicioso.

“Delegados de la FIFA y otros de organizaciones dependientes recibieron propinas y comisiones – de representantes de medios de comunicación y de empresas de marketing deportivo – que suman a 150 millones de dólares”; (…) A cambio, los agentes corruptores “recibían derechos mediáticos, de publicidad y patrocinio en torneos de fútbol en América Latina desde 1991”, informó el Ministerio de Justicia suizo, después de las detenciones.


Por eso, al referirse la justicia suiza a “otros de organizaciones dependientes”, todo lleva a creer que la investigación se extenderá a las federaciones nacionales de fútbol y sus dirigentes, que hicieron negocios con las empresas detentoras de los derechos de transmisión de las copas Libertadores y Sudamericana, Copa América y Eliminatorias a las copas del mundo.


En el caso de Bolivia, esas empresas detentoras siempre pagaron anticipadamente por la compra de esos derechos de transmisión, en contratos totalmente desconocidos por el público y las autoridades.


“Estamos abiertos a trabajar con otros países en este esfuerzo (de investigación)”, explicó la Fiscal General de la Justicia norteamericana, Loretta Lynch.