martes, 12 de mayo de 2015

GRAN ACTUACIÓN DEL TRÍO DE ATAQUE LATINOAMERICANO, CLASIFICA AL BARCELONA A LA FINAL DE LA CHAMPIONS

Neymar parte para el abrazo después de marcar su segundo gol, en la clasificación del Barcelona.

Partido en el que el balón no paraba y alegremente circulaba por todos los rincones del campo de juego en Munich, Alemania.

Y no se podía esperar nada diferente de dos equipos que no saben jugar a la defensiva o, mejor, tienen gran vocación ofensiva.

Bayern de Munich y Barcelona nos regalaron nuevamente un fútbol generoso, regado a 5 goles, disputando una clasificación a la final de la Champions.

Los españoles clasificaron por haber marcado tres goles en casa, dos de visita y apenas llevado un par en cancha ajena. Un 5 a 3 en 180 minutos, placar que vuelve a demostrar que jugando como local, no se puede perder puntos, mucho menos tomar goles.

Al inicio, el Bayern parecía dar la pauta del partido, cuando, a los 7 minutos abrió el marcador, por medio de Benatia, sin embargo,  el trío de ataque latinoamericano del Barcelona, formado por Messi, Suárez y Neymar, nuevamente funcionó, no solo para armar y marcar los dos tantos (Neymar, 14´y 28´), volcando el resultado, como también para confirmar el por qué América Latina continua siendo el indicativo del buen fútbol que se juega en Europa.

Si Barcelona fue dueño del primer tiempo, el Bayern de Munich nunca desistió de imponer su condición de local en el segundo, buscando (y encontrando) los goles que le dieron la victoria final, devolviendo el vuelco de resultado, para vencer por 3 a 2. El segundo, por medio de Lewandowski, a los 13´, y el tercero a través de Miller, a los 28´.

A los 47´, ya  al final del encuentro, Neymar, en lugar de concluir una jugada de gol, prefirió dar el pase para Messi, pero le salió muy fuerte.
  
Mérito del Barcelona que eliminó en dos juegos a un equipo poderoso como el Bayern; espera ahora a su adversario para la final, que deberá conocer  mañana, después del encuentro entre Real Madrid y Juventus.