domingo, 21 de diciembre de 2014

MAURICIO SORIA DEJA BLOOMING, PARA ASUMIR LA SELECCIÓN BOLIVIANA

Su temperamento ya le causó varios problemas al nuevo entrenador de la selección boliviana.
Mauricio Soria, renunció a Blooming en víspera de un importante partido que necesita ganarlo, pues aún está amenazado por el descenso.

Pese a que dirigirá frente a Bolívar, esa renuncia demuestra la falta de profesionalismo de Soria.

No me extraña, pues, justamente por falta de profesionalismo en la dirigencia de la Federación Boliviana de Fútbol, Soria será nombrado entrenador de la selección boliviana de fútbol.

Con la renuncia anticipada se pretende disminuir el lado negativo que una derrota de Blooming frente a Bolívar, en la última fecha del Apertura, podría producir.

Soria tiene todo el derecho de aspirar al cargo, como muchos otros entrenadores nacionales, sin embargo, creo, personalmente, que aún no está preparado para tan alto cargo.

Y no lo digo por su capacidad de entrenador, que demostró puede hacerlo bien,   pese a que aún le falta currículo.

Lo que me preocupa es su temperamento y su inestabilidad emocional.             

La forma como está dejando a Blooming, apenas es una muestra de ello.

Al igual que Julio Cesar Baldivieso, es autoritario y no tiene autoridad. Consecuentemente, sus comandados no le respetan, le temen, y eso es muy malo para ser comandante de una selección o hasta de un equipo.

Mauricio Soria es un capricho del Carlos Chávez y su pequeño grupo.

El tiempo sabrá demostrarles que los caprichos llevan a caminos tormentosos.