lunes, 29 de diciembre de 2014

EL FÚTBOL BOLIVIANO ES EL “CEMENTERIO DE LOS ELEFANTES”. ¡BASTA!

Tenorio y Ferreira, juntos, formarían una delantera de 68 años, posible solo en Bolivia.
Carlos Tenorio (36 años, a cumplir en mayo próximo), delantero que jugó este año en Bolívar, hace lo que todos los futbolistas hacen a final de la temporada.

Después de un buen campeonato, donde fue vice artillero, el delantero ecuatoriano,  a través de su empresario, exige ganar más dinero y amenaza no volver a Bolívar.

Muchos jugadores extranjeros, en final de carrera, son, errada, pero generosamente recibidos en Bolivia para ganar sus últimos dólares, porque acá pueden hacer goles a voluntad, debido a la baja calidad técnica de nuestro fútbol.

Otro ejemplo de cómo el fútbol nacional persiste en el error, es William Ferreira (que en dos meses más tendrá 32 años), de reciente fracaso en México, que, como Tenorio, es ídolo y goleador en el carente balompié nacional. El uruguayo quiere volver a Bolivia y a Bolívar.

Siendo yo dirigente de Bolívar o de cualquier otro club boliviano, no aceptaría las exigencias de Tenorio y esperaría hasta que él o Ferreira, que no tienen cabida en ningún club sudamericano, con la grandeza de Bolívar, pidan volver, para imponerles sueldos de acuerdo a la realidad boliviana.

Basta de que el fútbol boliviano sea el “cementerio de los elefantes”.