jueves, 18 de diciembre de 2014

EL DEPORTE MUNDIAL SE BENEFICIARÁ CON LAS NUEVAS RELACIONES ENTRE CUBA Y EEUU

Teofilo Stevenson fue la "bandera de la dignidad deportiva" de la revolución cubana encabezada por Fidel
Castro.
 http://youtu.be/eAFvQUyA470

La pronta normalización de las relaciones diplomáticas entre Cuba y los EEUU, tendrá efectos inmediatos en el deporte latinoamericano y mundial.

Primero, recordemos que, en nombre de la dignidad política cubana, en el concepto socialista del término, el deporte cubano perdió grandes oportunidades de aportar al crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) pues no podía profesionalizarse, en el sentido económico.

Digno fue, hay que reconocerlo, el apoyo de enormes figuras deportivas a la política socialista de la revolución cubana, como es el caso de Teófilo Stevenson, que durante toda su vida resistió a las tentaciones capitalistas, inclusive de la mafia internacional que controlaba el box, modalidad del que fue tri campeón olímpico.

La excepción, claro, fueron las decenas de atletas que a cada encuentro olímpico o eventos latinoamericanos deportivos, fueron débiles ante las tentaciones del capitalismo, y desertaron, pagando el precio posterior del ostracismo.

Ahora, todo indica que Cuba permitirá que sus deportistas participen de eventos internacionales, beneficiándose a sí mismo y al propio país, con los millones y millones de dólares que la industria del entretenimiento produce día a día.

Por ello, el deporte cubano-norteamericano será sacudido positivamente con la reaproximación entre los dos países, porque nuevos nombres aparecerán para el mundo deportivo.


Con certeza, el cuadro medallero panamericano y mundial será el primero a cambiar, inclusive, a partir de los Juegos Olímpicos que se realizarán en Río de Janeiro-2016.