jueves, 10 de abril de 2014

BOLÍVAR Y THE STRONGEST, AHORA ES MATA, MATA

Me piden comentario respecto de los juegos en los que The Strongest y Bolívar se clasificaron para los Octavos de final de la Copa Libertadores de América.

No comento, porque no vi ninguno de los encuentros, y porque estaba en afanes otros, ligados a los damnificados del Beni.

Sin embargo, tengo claro que el merito de los dos equipos bolivianos está justamente en que supieron aprovechar deslices de los adversarios, Paranaense e Emelec, que llegaron apurados por haber perdido puntos como locales.

Otro factor es el hecho de que el reglamento permite que los entrenadores utilicen a todos sus jugadores, independientemente de su nacionalidad, sin límites, lo que también colaboró con los entrenadores Azkargorta y Villegas.

Me llama la atención la bajísima performance del Flamengo en el torneo, empatado por Bolívar y vencido por el León en el mismísimo Maracanã, y la tremenda irregularidad de los mexicanos, quienes fueron vencidos por Bolívar en su casa, después de haber empatado en La Paz. Grupo 7 totalmente irregular.

Ya en el Grupo 1, Vélez y The Strongest se clasificaron porque consiguieron puntos como visitantes y no perdieron como locales, así de simple. La irregularidad alarmante de Atlético Paranaense, que fue derrotado por Vélez, y la deficiencia de la U de Lima, que cedió nada más y nada menos que 7 puntos como local, lo dicen todo.

Entonces, casa limpiada y con las cosas en sus debidos lugares, ahora los dos equipos bolivianos deberán enfrentar adversarios más organizados en un fútbol sudamericano, como nunca, de muy baja calidad técnica.

Pero, ojo, quien pierde cae afuera, pues comienza el mata, mata lo que no da margen para errores. El secreto está en marcar la mayor cantidad de goles como local e intentar marcar alguno como visitante.