sábado, 5 de enero de 2008

Bolivia, fútbol y el sueño de Bolívar

“Un equipo galáctico, como fue en su momento el Real Madrid y que ingrese en la esfera del fútbol latinoamericano, es el que sueña Marcelo Claure para Bolívar en un plazo de cinco años.”

Así comienza la nota principal de Marcas, el suplemento de deportes del matutino La Razón, de La Paz.

Vamos con calma muchachos. Sin soñar.

Periodismo hay que hacerlo con los pies en el suelo, inclusive el deportivo.

Colocando las cosas en sus debidos lugares, es bueno recordar que la nueva administración de Bolívar, es una alianza entre dos personas (foto): un empresario (Marcelo Claure, izq.) que se dedicará a la administración financiera, y un dirigente (Guido Loayza, der.), que se dedicará a cuidar de la parte deportiva.

La idea (me parece buena) es formar una Sociedad Anónima (SA), que se incumba de explotar la marca comercial “Bolívar”.

A esa sociedad, podrá adherirse cualquier persona que quiera entrar en el negocio, incluso estronguistas.

La sociedad será colocada en la Bolsa de Valores para vender acciones.

El empresario Claure dejó claro que no regalará nada a Bolívar.

Traduciendo, quiere decir que apenas va a invertir su dinero y, como cualquier hombre de negocios, pretende recuperarlo con lucro.

Será el accionista mayor.

Como él, los accionistas del club verán sus acciones subir o bajar y cobrarán sus réditos anualmente, como en cualquier otra operación de Bolsa.

Queda una duda: ¿Cómo Claure traerá dinero desde los EEUU a Bolivia?, porque cualquier envío de dinero norteamericano al exterior, es altamente tributado en origen.

Ese es el lado comercial de la nueva administración bolivarista.

Si el lado deportivo será exitoso o no, esa es otra historia.

Dependerá del equipo que venga a montar la nueva directiva y de los resultados a obtener en cancha.

Ahora, decir que Bolívar quiere formar un equipo galáctico, al estilo Real Madrid, es soñar despierto.