sábado, 22 de diciembre de 2007

LA CONMEBOL ACEPTA SEGUIR JUGANDO EN LA ALTURA


Del periodico Página 12 de Argentina


La prédica de Evo Morales tuvo eco en el fútbol sudamericano ante FIFA

La campaña del presidente boliviano, a veces pública, a veces sutil, logró un voto de confianza de la Conmebol.


Veinticuatro horas después de que la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) se opusiera al veto de la FIFA contra los partidos internacionales a más de 2750 metros de altura, apareció sorpresivamente un estudio médico realizado en la Universidad de Oxford, en Inglaterra, según el cual la ventaja de Bolivia o Ecuador en su terreno elevado es notoria.


El presidente de Bolivia, Evo Morales, agradeció el apoyo de la Conmebol a su campaña y dijo ayer en La Paz que invitará a Diego Maradona en su gesta para sostener el veto de las federaciones sudamericanas a esa imposición.


“Estoy convencido de que estas autoridades deportivas de fútbol internacional jamás podrían dividir desde Sudamérica a los sudamericanos”, afirmó Morales.

Según una fuente de la Conmebol contó a Página/12, el tema de la altura tomó vuelo luego de que un equipo argentino de Primera perdiera en Bolivia un partido por una copa continental.


Quejas por la ventaja que supone jugar en la altura llegaron a los despachos de la FIFA en Zurich, donde la Conmebol siempre apoyó las acciones del titular, Joseph Blatter.

El presidente de la AFA y vice senior de la FIFA, Julio Grondona, siempre aseguró que el escollo para reducir el tamaño de las Eliminatorias sudamericanas para los mundiales era la temida posibilidad de que, dividiendo a las diez selecciones del subcontinente en dos grupos de cinco, Bolivia y Ecuador cayeran en la misma zona.


Se sabe que una discreta gestión del presidente Morales ante el dirigente argentino colaboró para que el veto inicial de la FIFA, dispuesto el 27 de mayo pasado para encuentros a más de 3000 metros, se modificara un mes después, el 28 de junio, reduciendo el tope a 2500 metros y aceptando, el 14 de julio, que Bolivia pudiera jugar sus partidos de Eliminatorias en La Paz: el estadio Hernando Siles está situado a 3576 metros de altura.


Sin embargo, la semana pasada, la entidad máxima del fútbol mundial decidió imponer un nuevo tope de 2750 metros para partidos internacionales.

En la noche del miércoles, en la que la Conmebol se reunió para el sorteo de la Copa Libertadores 2008 sin la presencia de su presidente, el paraguayo Nicolás Leoz, afectado por una enfermedad, la entidad sudamericana eligió rechazar el veto.


Una reunión entre Grondona y el presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, Luis Chiriboga, tuvo lugar antes del cónclave.