lunes, 23 de julio de 2007

¿Y ahora Jhasmani?

Selección lava la cara de Bolivia en Río

Si los muchachos juegan (el martes en Río a las 18:00) como lo hicieron hasta ahora, la posibilidad de ir a la final de los Juegos Panamericanos no la veo remota.

El adversario en la semifinal se llama Ecuador, país que viene consiguiendo importantes logros internacionales en todas las categorías. Eliminó nada más y nada menos que a Brasil, organizadora del evento.

Y eso valora más la participación boliviana.

Me pregunto si el jugador Jhasmani Campos de Oriente, tiene, hoy, el mismo pensamiento con respecto a la importancia de estar en esa selección.

Con los humos sobrepasando su nuca, el jugador (que para mí tuvo una participación apenas aceptable en la Copa América) no quiso ir a los Panamericanos.

Es el pensamiento mediocre que paira en los aires del fútbol boliviano.

Es una cuestión cultural.

Si Jhasmani no sabe controlar su ego y comienza vivir dentro del inmediatismo periodístico (“de que tenemos a un gran jugador”) puede experimentar más cedo que tarde, el gusto de la frustración.

Para cualquier jugador con una visión que alcanza más allá de la punta de sus botines, los Juegos Panamericanos significarían una gran oportunidad de iniciar una carrera fructuosa.

Y que no me venga con que estaba lesionado.