viernes, 6 de julio de 2007

Selección

Lo que se viene

Terminada la Copa América para el fútbol nacional, son necesarias algunas observaciones.

Lo positivo: el cambio de mentalidad de los atletas, gracias a la Comisión Técnica encabezada por Erwin Sánchez y conformada, en su mayoría, por ex jugadores de fútbol.

El “lenguaje futbolístico” (la comunicación dentro y fuera de la cancha) fue importante para el desempeño visto dentro de la cancha.

Se notó que hablaron el mismo “idioma” jugadores y entrenadores.

Lo negativo: La previsibilidad del equipo y del esquema montado (4-4-2) por el entrenador.

Es comprensible que se juegue siempre con el mismo esquema de fútbol, una opción del entrenador.

Pero no se puede aceptar que no haya preparado sistemas futbolísticos alternativos, sobretodo en el ataque, capaces de sorprender a los adversarios.

La carencia de imprevisibilidad, facilitó el trabajo de los adversarios.

Otro aspecto negativo fue la sobredosis de jugadores con características defensivas, de marca.

Tanta preocupación con la destrucción en detrimento de la creación que, al final, se cometieron faltas innecesarias.

Eso facilitó sobretodo al equipo de Perú, que buscó permanentemente la falta cerca de nuestra área grande, lo que al final consiguió y nos eliminó.

Para el futuro inmediato, el trabajo del entrenador (foto, a la derecha) será complicado debido a la carencia de material humano. Deberá tener mucho juego de cintura para driblar
a las necesidades.
Hay pocas alternativas y pocos jugadores en condiciones de enfrentar torneos de alta competitividad como la Eliminatoria.