martes, 31 de julio de 2007

Fabol está equivocada

Primero: Según Fabol, entidad que representa a los jugadores de fútbol en el país, el presidente de la Federación, Carlos Chávez, se había comprometido para abrir el llamado “libro de pases”, antes que comience el segundo torneo profesional del país.

Segundo: La Liga, representada por sus 12 clubes afiliados, determinó en reunión última, que el libro no se abre.

Tercero: Los futbolistas amenazan con un paro a partir de esta semana.

Es una muestra del estado en que se encuentra (o peor, se desencuentra) el fútbol nacional, lo que corrobora lo escrito en anterior comentario (Los fuera de la ley).

La autoridad de Carlos Chávez, en cuestiones de la Liga, es igual a cero.

En este caso, creo que los jugadores no tienen la razón.

No se puede abrir el Libro por causa de poco más de 12 jugadores que, por una razón u otra, quedaron afuera de los clubes en donde comenzaron la temporada.

“Paladines de la razón”, pero, como todo en el país, “corporativistas”, los directores de Fabol pretenden conseguir una cosa que está prohibida por la FIFA y, lo más importante, no es deportivamente correcta.

La entidad presidida por el ex jugador Paniagua, pierde la gran oportunidad de exigir de los clubes el cumplimiento de los contratos con los jugadores, quienes no pueden ser despedidos así por así, al medio de la temporada.

No se puede pretender corregir un desatino, con otro desatino.