martes, 12 de abril de 2016

THE STRONGEST JUGÓ MUY MAL Y PERDIÓ PARA EL TRUJILLANOS


La incompetencia de The Strongest fue de tal tamaño, que no se dio cuenta que tenía a su frente un equipo más incompetente, Trujillanos.

Si el equipo dirigido por Soria hubiese jugado 70% de lo que juega, el resultado le sería favorable.

Pero no.

En el primer gol de los venezolanos, tres estronguistas estaban marcando al jugador que dominaba el balón e, increíble, cometieron falta.

En seguida, la segunda falla: barrera que salta, se da vuelta y arquero mal ubicado. Gol del Trujillanos, Carlos Sosa, a los 31  minutos.

Sintiendo el golpe, Strongest se lanzó al ataque, pero con mucho desorden y sin contundencia.

Neuman, en apenas un minuto, consiguió fallar dos jugadas, que otro futbolista, con mayor capacidad y sin ninguna vergüenza para dar “puntazo”, concluiría la jugada para gol y cabecearía con los ojos abiertos y cruzado.

Para el segundo tiempo, obvio, el Tigre tenía que atacar más; lo hizo, pero la incompetencia de sus delanteros sobresalió.

Alonso, que antes había marcado el gol del empate a los 21 minutos, cobrando falta y contando con la mala suerte del arquero adversario, podría haber decidido el cotejo, en una jugada en la que estaba solo frente al arquero, pero su incompetencia determinó lo contrario.

Cuando todo hacía creer que el juego terminaría empatado (lo que sería muy bueno para el Tigre), los locales aprovecharon que la visita se había concentrado a centímetros de su área grande para defender el resultado, buscaron una falta y encontraron un penal.

Cova marcó, a los 48 minutos. Final: 2 x 1.

The Strongest sigue con vida en la Libertadores, gracias al accidente del Pacaembú, donde venció al São Paulo (0 x 1), equipo al que tendrá que vencer para clasificar, el próximo día 21 en La Paz.